SEGUINOS

POSADAS

Falleció el músico Luis Angel Monzón

Fue uno de los grandes compositores e intérpretes misioneros del chamamé y la música eminentemente provincial. Alrededor de las 16:30 del miércoles falleció en el Hospital Madariaga donde estaba internado desde la semana pasada, tras un paro cardiorespiratorio que deterioró aún más su salud afectada gravemente por diabetes

Había grabado con Antonio Tarragó Ross y con el Chango Spasiuk y fue un gran representante del chamamé y del chotis. Gringo y guaraní fue uno de sus últimos trabajos discográficos que integraba reconocidos músicos de la región.



 



Acordeonista y compositor Luis Angel Barchuk, conocido artísticamente como “Luis Angel Monzón” nació en Eldorado, en el año 1951. Se lo conoció como Luis Angel Monzón, pero en realidad su apellido era Barchuk, decendiente de eslavos, pero muy criollo en su interpretación,



Al igual que sus hermanos Ricardo y Agustín, desde muy joven se inclina por el acordeón de 2 hileras, interpretando chamamé, shottis, valseados y polkas, géneros propios del crisol de razas misionero.



A principios de los 70 se radica en la capital provincial, Posadas para continuar con sus estudios donde actuando en al anfiteatro “Manuel Antonio Ramírez” de esa ciudad lo descubre Antonio Tarragó Ros. Con el artista curuzucuateño lo une una larga amistad y colaboración artística como se puede observar en la contratapa del primer disco de Luis Angel Monzón donde Antonio escribe una elogiosa crítica. Este material se editó en el año 1977 por el sello “Tonodisc” e incluye obras compuestas en colaboración por “Monzón” y Antonio Tarragó Ros como “Misiones, capital de la yerba mate”, “El más antiguo de Misiones” y “A Capilla cué”, además de clásicos como “La colonia”, “El gateao”, “El toro” y “A Bella Vista”.



Al frente de su conjunto se presenta en los principales festivales de la región, como el Festival de la Yerba Mate en Apóstoles, ciudad que adoptó para su residencia.



En el año 1980 graba uno de sus discos más difundidos titulado “El puestero lobizón”, acompañado de las voces y guitarras de Ramón y Julián “Tachín” Cavia, Carlos Morel y Nélida Argentina Zenón. En este material incluyó los clásicos “Galleta collera”, “Palo blanco” y “A Villa Guillermina, además de composiciones propias como “”Por la cañada”, “Siempre Apóstoles” y el chamamé que le da título al disco.



En el año 1986 realiza para el sello “CBS” un ambicioso proyecto discográfico titulado “Gringo y guaraní” donde lo acompañaron grandes artistas como Isaco Abitbol, Ramón Ayala, Blas Martínez Riera, Mateo Villalba, el “Quinteto Tiempo”, Juanjo Domínguez, Nélida Argentina Zenón y Vicente Cidade, además de un joven Chango Spaciuk y su amigo y mentor Antonio Tarragó Ros. Aquí registro obras como “El cielo del albañil”, “Ñatiú pirú”, “Paraje Yahapé” y “Shottis del mensú” entre otras.



Llevan su firma obras “Gobernador Virasoro”, “Higuerón santo”, “Bienvenida a los novios”, “Canto a Concepción de la Sierra”, “Musiqueando con los amigos” y “Gruta india” por citar algunas.



Luis Angel Monzón  continuóradicado en Misiones.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas