SEGUINOS

PROVINCIALES

Familiares y vecinos de la joven y su sobrina que murieron atropelladas reclamaron Justicia en Plaza de Apóstoles

Natalia Soledad Aquino (18) y su sobrinita Zoe (4) murieron luego de ser embestidas de atrás y sin que el conductor del vehículo – Sixto S. (66) – se detuviera a socorrerlas. Los familiares, amigos y vecinos se manifestaron en la tarde del domingo en la Plaza Itatí, del barrio Estación, pidiendo Justicia. El fatídico hecho se produjo el viernes, cerca de las 20.45, en la avenida San Martín cuando ambas salieron de un negocio, para dirigirse a su casa.

A dos cuadras del lugar. Un Ford Fiesta Ka, conducido por un jubilado de 66 años segó sus vidas en un instante, al chocarlas y huir del lugar sin siquiera atenderlas.  El hombre permanece alojado en la celda de la Comisaría Seccional Segunda, con asiento en el barrio Lomas del Mirador, de Apóstoles.

Los familiares, amigos y vecinos del barrio Estación Apóstoles eligieron la Plaza Virgen de Itatí para pedir justicia, y enviar un pedido a la Municipalidad de Apóstoles para que construya lomos de burro e iluminación.  

Un testigo persiguió con su auto particular al jubilado pero éste se escapó aparentemente por un camino alternativo, para no cruzar el Control de la DGR que tiene cámaras de seguridad. Fue encontrado al día siguiente por el buen trabajo realizado por las policías de Apóstoles, junto con la de Virasoro, en su domicilio del Barrio 325 Viviendas de la localidad correntina. 

Leandro Aquino: “pedimos justicia porque fue un homicidio”

Leandro Ramón Aquino, hermano de Natalia Aquino y tío de Zoe, dijo: “estamos pidiendo justicia porque fue un homicidio y el hombre se dio a la fuga. Fue una actitud cobarde, lo sensato sería quedarse.” Contó ante los medios locales que “mi papá estuvo con mi hermana en el negocio, le acompañó hasta la ruta y luego se quedó en la despensa. Vió que el auto venía en zigzag, le esquivó a un camión, volvió a entrar en contramano, esquivó a otro auto y cuando quiso esquivarlo, le chocó de atrás a las dos.” Luego relató que “un hombre le persiguió con su auto pero no pudo alcanzarlo.”

El joven agregó que “muchos autos vienen a alta velocidad, lo primordial sería instalar lomos de burro, y mejorar la iluminación. Sobre todo porque los chicos salen de la Escuela 71 y los camiones vienen muy fuerte.” 

Finalmente sostuvo: “queremos justicia y que no recupere la libertad.” Expresó que la policía de Apóstoles y de Colonia Liebig fueron muy eficaces y agradezco al hombre que persiguió con su auto al individuo que se escapó y a todas las personas que nos brindaron su solidaridad y nos apoyaron.”

Liliana Carolina Cardozo, prima de Natalia y de Zoe, expresó: “sentimos impotencia, bronca, de todo, no hay palabras para describir lo que hizo ese tipo. No hay perdón para esa persona porque ningún padre, ninguna madre estaría de acuerdo, y él si tuviera hijos o nietos no dejaría tirado así a nuestras primas.” 

La familiar manifestó, además, que “nada devolverá la vida de nuestras primas, ni la marcha ni nada, pero si la justicia hace lo que tiene que hacer esto no va a quedar así.” Luego dijo “el Barrio Estación es barrio de nadie, ya que nadie se preocupa por el barrio.”

        

“Que no entre por una puerta y salga por otra”

Sara Aquino, otra tía de Natalidad Soledad, consideró que “tendría que haber más controles. Más que nada pedimos justicia, que las personas que hacen esto no entren por una puerta y salgan por otra. La policía actúa muy bien, pero los jueces, porque estos problemas pasan en todos lados.” 

La mujer acusó: “este hombre nos robó la vida de nuestras sobrinas. Tiene que pagar por lo que hizo. Queremos justicia, somos personas civilizadas y nos expresamos pacíficamente.” Finalmente dijo “la justicia tiene que ser parejo para todos, no porque uno sea humilde.”

Por su parte, Graciela Valdéz, vecina del barrio pidió la palabra y remarcó el apoy a las familias de Natalia y Zoe . "Y queremos pedir al señor intendente que venga y hable con los vecinos que tenemos muchas inquietudes. Que nos limpie la plaza, hay muchos chicos y ya sacamos cuatro víboras. Queremos seguridad, queremos saber si esas cámaras de seguridad funcionan, aquí se ve de todo.” 

Luego expresó: “nos unimos al dolor de estas familias, pedimos lomos de burro e iluminación. Ustedes saben que aquí está la Escuela 71 y las madres tenemos que esperar a nuestros hijos todas las tardes para que crucen la avenida. Tenemos tres turnos en la escuela: mañana, tarde y noche.”

Valdéz agregó que “el tránsito y la velocidad en esta ruta es impresionante. La mayoría de los accidentes son en ese sector, donde toman mayor velocidad. Sabemos que es una ruta pero esto es una zona urbana. El tema tránsito tienen que apoyarnos.” (noticiasdelaregion.com.ar)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas