SEGUINOS

POSADAS

Familias damnificadas por incendio tendrán terreno propio y esperan la ayuda de voluntarios para construir las casas

image_pdfimage_print

En diálogo con C6Digital el párroco de la iglesia Santa Rita, Gervasio Silva, dijo que “ésta es la mejor solución y me da mucha alegría, porque antes se proponían alternativas paliativas que consistían en que vuelvan a otro inquilinato para vivir en las mismas condiciones que antes”. Señaló que “desde un primer momento pedimos a Dios que toqué el corazón de alguien para que done un terreno a estas familias de la chacra 100 que lo perdieron todo”.

A su vez, remarcó que “esperábamos que el Estado haga algo porque a ellos les corresponde ayudar a las familias pero no propusieron nada y ahora gracias a este hermano solidario que donó los terrenos, todas estas personas podrán tener un nuevo lugar en el cual vivir. El día que se instalen en sus nuevos hogares recién se curarán las heridas de sufrimiento que causó el siniestro”.

En ese sentido, agregó que ellos “tienen un dolor muy grande, perdieron el espacio donde estaban acostumbrados a vivir. Con el fuego también se quemaron las ilusiones. Ellos sufren y siguen sufriendo”.

Respecto a la construcción, dijo que esperan que se empiece cuanto antes, aunque advirtió que se deben terminar algunos trámites legales y a la vez limpiar los terrenos. “Hay mucha gente interesada en construir, vamos a necesitar muchos voluntarios porque son 12 casas las que hay que hacer”, añadió. Los materiales fueron comprados con fondos de Caritas.  El predio se ubica en la zona de Ñu Porá.