SEGUINOS

POSADAS

Fanático del TC ganó el O Km pero se lo obsequió a su padre

José Luis Zarza (20) es el ganador del Ford Ka 0 Kilómetro que se sorteó el sábado entre quienes adquirieron sus entradas anticipadas para presenciar el espectáculo del Turismo Carretera (TC) en el Autódromo de Posadas. El joven del barrio San Miguel compró el ticket, el Nº 4684 -de color rojo- en una agencia ubicada sobre la calle Ayacucho, días después del sorteo de la motocicleta con el sólo objetivo de poder ingresar al predio para ver la competencia automovilística.

Desafiando el frío y el mal tiempo, ya el jueves 19 se instaló en una carpa junto a sus amigos: Juan Carlos, Polaco, Pablo, Matías, Gastón y Javier, y trepados a un andamio pudieron observar las interminables vueltas de los pilotos en una carrera a la que calificó de “muy buena, espectacular”.


En uno de los paréntesis y a modo de broma, José Luis dijo a sus amigos que sería ganador del auto y que los llevaría a dar una vuelta, pero entretenidos en otras cuestiones, el comentario pasó desapercibido. El domingo por la tarde, cuando este fanático de los fierros, que trabaja en un Club de Fútbol, regresó a su casa, sus padres le manifestaron que al parecer habría sido él quien ganó el 0 kilómetro en el sorteo de la Quiniela Nocturna, pero no sabían con exactitud el número que tenía su entrada. Con esta intriga quedó hasta el lunes por la mañana cuando pudo confirmarlo en el Instituto Provincial de Lotería y Casinos Sociedad del Estado (IPLYC SE), a través de un llamado telefónico.


Apenas supo que “no era un sueño”, en pleno festejo le obsequió el vehículo a su papá, José Héctor, a fin de retribuirle “lo mucho que hizo por mi en todo este tiempo”.


Con la pulsera del TC ya decolorada y aún colocada en la mano, José Luis comentó que es el único fanático de la familia integrada por su mamá Alicia, su hermana María Belén y su padre “que tiene locura por los Ford Falcon y posee uno modelo 66”. Según el emocionado joven, “todo empezó a los seis o siete años desde cuando mi padrino me llevaba a las carreras que se hacían acá o en la ciudad de Oberá”. (Prensa Iplyc)


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas