SEGUINOS

NACIONALES

Farmacias se quejan por deuda con laboratorios y amenazan con no vender medicamentos a Pami

En medio de la renegociación del convenio entre los laboratorios nacionales y extranjeros con el Pami, los farmacéuticos amenazan con dejar de proveer medicamentos a los jubilados partir de este martes a la medianoche.

“Producto del drástico cambio de escenario registrado en los últimos 60 días, especialmente en la última semana, es que las entidades hemos mantenido una reunión de análisis en la cual hemos coincidido en reclamar a la industria farmacéutica la inmediata cancelación de la deuda que se mantiene con las farmacias”, advirtieron en un comunicado de prensa conjunto la Confederación Farmacéutica Argentina (Cofa), la Federación Argentina de Cámara de Farmacias (Facaf) y la Asociación de Farmacias Mutuales y Sindicales (Afmsra).

En diálogo con la AM 750, la titular de Cofa y presidenta del Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires, María Isabel Reinoso, aseguró que las compañías productoras de los remedios deben unos $ 1.100 millones. “Hemos intimado al pago de la deuda que mantiene el Instituto con la red de farmacias. La deuda vencida asciende alrededor de $ 1.100 millones y es de abril. Le dimos un plazo de 72 para poder descomprimir la situación agobiante de las farmacias. Cuando cobren esa plata habrán pasado por dos devaluaciones importantes y no alcanza para comprar mínimamente lo que se compraba en abril”, se quejó la jefa de la Confederación.

En marzo pasado, el PAMI y los laboratorios suscribieron un acuerdo para regularizar el pago de medicamentos. El Pami abona a los fabricantes y ellos “subcontratan” a las farmacias. Fuentes del sector admiten que los términos de ese convenio fueron superados por los bruscos movimientos del tipo de cambio y la suba de precios y ya pusieron en marcha un mecanismo de renegociación. Según pudo saber ámbito.com, las droguerías nacionales enviaron una carta documento para volver a dialogar con el Pami. La intención sería firmar otro acuerdo antes del 31 de octubre.

Sin embargo, las farmacias amenazaron con dejar de vender medicamentos a los jubilados del Pami. Reinoso aseguró que el convenio actual fijó el pago de la deuda en 10 cuotas y que tras la megadevaluación esos valores quedaron licuados. “Estamos viendo si hay posibilidad de que nos paguen en notas de crédito, para comprar medicamentos, pero en una sola cuota porque las farmacias no pueden aguantar esa deuda”, sostuvo la presidenta de la entidad, y remarcó que si no se modifica el arreglo, la última cuota se cobrará en mayo del año que viene.

“Siempre el farmacéutico está al lado del jubilado, (dejar de vender) es lo último que quiere hacer. Hay tiempo hasta el 31 de octubre para renegociar otro acuerdo. El anterior se pautó con inflación en 15% y el dólar a menos de $ 20 y con eso muchas farmacias no podían seguir atendiendo. A veces los abuelos van a la farmacia y no encuentran los medicamentos y es por esto”, indicó.

A pesar del ultimátum, los farmacéuticos abogaron por sellar otro arreglo. “Vamos a hacer todo lo posible. Estamos buscando otros canales, que la industria nos adelante algo. No pedimos plata, ni efectivo, pedimos que nos emitan notas de crédito para solucionar esto parcialmente, para continuar con la prestación. Hay un montón de farmacias que quedaron afuera de la cancha”, insistió Reinoso.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis Páginas