SEGUINOS

POSADAS

Feriante denunció irregular procedimiento de inspectores municipales

Un hombre que se dirigía hacia la Feria Franca de Santa Rita para vender quesos caseros y carne de cerdo, terminó con su camioneta y toda la carga decomisadas luego que inspectores municipales le labraran un acta por considerar que estaba realizando venta callejera sin la debida autorización.

Domingo Antonio Bazán, de 41 años, relató que este domingo a las 7.00 circulaba con su camioneta Ford F-100 hacia la feria cuando fue interceptado en la intersección de avenida Urquiza y calle Iguazú por un vehículo que tenía el logo de la Municipalidad.




Sus ocupantes –dijo que no se identificaron debidamente- le pidieron la documentación de la camioneta y la autorización para transportar mercaderías perecederas. Bazán dijo que cuenta con un permiso expedido por la Municipalidad de Azara y que al momento del procedimiento llevaba 400 kilos de queso criollo y 40 kilogramos de carne de cerdo. Los inspectores le confeccionaron un acta por comercializar los productos en forma ambulante y allí dejaron constancia que en realidad había 200 kilos de queso.



El hombre accedió a acompañar a los funcionarios hasta la sede de Bromatologìa, cerca del arroyo El Zaimán y dijo que a causa del nerviosismo no advirtió que se había anotado una menor cantidad de queso que la que realmente llevaba.
El feriante indicó que la mercadería decomisada por los inspectores tiene un valor estimado de 10.000 pesos.



 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas