SEGUINOS

POSADAS

“Fiebre” comercial en Iguazú por el peso devaluado

La baja cotización del peso argentino aumentó aun más el número de paraguayos interesados en hacer compras en Puerto Iguazú. La larga espera en la fila para cruzar la frontera es compensada por las ventajas que los supermercados, dicen medios del vecino país

Reflejan lo que se vive a diario en la ciudad misionera con la devaluación del peso, y se quejan que ésto no favorece a su país. Los turistas paraguayos y brasileños son los principales consumidores de los productos argentinos, quienes colman las calles y avenidas de esa ciudad.
La caída del peso desató una fiebre comercial en el lado argentino, donde diariamente miles de paraguayos acuden para realizar compras de mercaderías varias así como para abastecerse de combustible.
Luis Rivas, encargado de un supermercado dijo que diariamente miles de paraguayos van a hacer compras en el local comercial. “Los clientes vienen de Paraguay y Brasil, ya que todo el tiempo la gente esta buscando el mejor precio, la posibilidad de adquirir los productos”, expresó.
Para el comerciante, el bajo costo del peso siempre fue el principal atractivo en la frontera.
En cuanto a los productos con mayor demanda dijo que se aprecia mucho los precios del vino, fiambres, quesos, lácteos y demás productos de la canasta básica como el aceite y azúcar. “La gente siempre está esperando que lleguen los productos para venir a comprar, están pendientes de las nuevas mercaderías”, añadió.
Rivas relató que todos los días registran un buen movimiento, pero consideran como horarios “pico” de 9:00 a 11:00 y de 16:00 a 22:00. “Muchas veces a las 22:00, la gente sigue llegando y consideramos muy positivo para el desarrollo del turismo de compras en nuestra ciudad. Acá siempre son bienvenidos, pueden recorrer por la ciudad y aprovechar los buenos precios”, enfatizó el comerciante argentino.
El sábado pasado, desde muy tempranas horas se podía observar a gran cantidad de turistas que ingresaban en los supermercados. En la mayoría de los comercios los precios realmente son bajos. Durante el recorrido por algunos supermercados de esa región se constató que el sector de vinos es uno de los más concurridos, ya que pueden ser adquiridos desde $9.15, lo que al cambio actual sería G. 4.118.
Preocupación paraguaya
La devaluación del peso argentino preocupa a los empresarios y supermercadistas de la región ya que afirman que podría afectar aún más las ventas. Solo en el 2013 las actividades comerciales disminuyeron en un 20% por el contrabando y estiman que la baja del peso podría generar serios perjuicios al mercado local.
Venicio Aguilera, miembro de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), filial Alto Paraná, considera que la devaluación del peso podría generar una fuga de divisas paraguayas. “Todo lo que se compra allá será distribuida en el mismo lugar”, añadió.
Admitió que “muchos compatriotas emigran a la Argentina porque consideran más barato, lo que a su parecer es el inicio del incremento del contrabando”.
Sostuvo además que el sector industrial también podría verse afectado a la hora de la exportación. “Con la desvaloración del peso, el dólar resulta más caro, por tanto se corre el riesgo de que los argentinos decidan comprar menos por el poder adquisitivo de su moneda”, enfatizó.
Fuentes: lavozdecataratas.com.ar-vanguardia.com.py
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas