SEGUINOS

POSADAS

Fiscal planteó incompetencia para investigar la tragedia del Paraná

La fiscal de Instrucción 1, Amalia Spinnato pidió al juez Fernando Verón que se aparte de la investigación de la tragedia del río Paraná que se cobró la vida de ocho deportistas durante la competencia de natación denominada “cruce del Paraná”, realizada el 16 de enero pasado. Spinnato sostuvo que el hecho ocurrió en aguas jurisdiccionales paraguayas y por ende debe ser la Justicia del vecino país la encargada de establecer responsabilidades. El escrito de la Fiscalía impidió que este martes declarara en esa causa el organizador de la competencia, Hugo Alberto “Tyson” Alfonso, quien se presentó espontáneamente minutos después de las 11.00 e ingresó al Juzgado de Instrucción 1 junto con el patrocinante de los familiares de las víctimas.Acercaba documentación, incluidas las autorizaciones de padres para que sus hijos participaran de la competencia.

Ahora el juez Verón debe resolver el planteo de la fiscal Spinnato: puede adjudicarse competencia o bien inhibirse de seguir actuando. Igualmente, la fiscal tiene la posibilidad de recurrir en apelación si el magistrado decide continuar al frente del caso.



Fuentes judiciales dejaron trascender que es casi un hecho que el juez se pronunciará a favor de proseguir con la investigación, utilizando como alegato que aún no está probado en ningún expediente que la muerte de los deportistas ocurrió en aguas paraguayas como sostiene la fiscal. “La desaparición de estas ocho personas se produjo debajo de las barcazas que estaban ancladas en aguas del vecino país, pero no podemos asegurar que la muerte haya ocurrido debajo de las mismas”, sostuvo una fuente.



En el Juzgado de Instrucción 1 sostienen que se debe continuar con la investigación porque es un hecho que el fiscal de Encarnación que lleva adelante una causa por la tragedia no tiene el suficiente poder como para lograr que los integrantes de la Prefectura Naval vayan a declarar en el expediente.



Según los investigadores, en la causa que se tramita en el Juzgado de Instrucción 1 ya están probadas varias irregularidades “graves”, como ser la falta de chequeo médico y electrocardiograma de todos los nadadores que esa mañana se arrojaron al río Paraná desde la costa paraguaya. “Hubo un apartamiento del reglamento de aguas abiertas y eso es responsabilidad de los organizadores, pero también es responsabilidad de la Prefectura naval que las personas que acompañan en las piraguas tengan puestos los chalecos salvavidas”, sostuvo una fuente.



 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas