SEGUINOS

NACIONALES

Fondo del Conurbano: Vidal redobla su queja pese a la postura de los demás gobernadores

En medio de la escalada de tensión con el resto de los gobernadores por su embestida en la Corte nacional, la macrista María Eugenia Vidal ratificó el jueves su decisión de “pelear” por la actualización del Fondo del Conurbano y blandió a su favor -ante propios y ajenos- que cuenta con el blindaje de Mauricio Macri.

"Hoy ni el Presidente ni yo nos vamos a callar, y vamos a pelear por los recursos que le corresponden a los bonaerenses, después de un silencio cómplice de la política durante más de 10 años", disparó, con Macri a sólo unos metros y en medio de la campaña hacia las parlamentarias del 22-O, que tendrán a Buenos Aires como la contienda estelar . 

Fue en el marco del acto por el Día de la Industria que organizó la UIA en Pilar, y que contó con la presencia del Jefe de Estado.

Con la arenga, coronada por aplausos, Vidal salió a mostrar que mantiene firme su estocada, pese a que en las últimas horas quedó confirmada una cumbre "ampliada" -la semana que viene, en Buenos Aires- de gobernadores ya no sólo peronistas, sino además de otros signos políticos.

Pero la bonaerense dejó en incómoda posición a Macri, quien si bien tildó días atrás de "genuino" el reclamo de Buenos Aires ante la Corte, gobierna un país con 24 distritos y enfrenta un escenario donde hasta los propios mandatarios de Cambiemos se preparan para batallar contra esa demanda en el máximo tribunal.

Previsiblemente, la declaración de Vidal generó malestar entre los gobernadores. "El federalismo es la base de nuestra República: lo expresa nuestra Constitución y es deber del Presidente garantizarlo", aseguró ayer un mandatario del PJ a Ámbito Financiero, además de remarcar que espera que "la solución sea para todos y no en beneficio de la provincia más rica de la Argentina.

Un profundo temor amalgama a todos los caciques provinciales, incluso en medio de la campaña hacia los comicios parlamentarios: que un potencial fallo pro Vidal de la Corte derive en millonarios recortes en la coparticipación del resto de las provincias, lo que las haría -advierten- virtualmente inviables. El Ejecutivo bonaerense busca una orden judicial que vuele el techo de $650 millones al Fondo del Conurbano -rige desde 1996-, para recibir unos $ 300 mil millones extra. 

Pero el resto de los gobernadores, en la otra vereda, reniega de la senda judicial como método para resolver la encrucijada y exige una "salida política", vía un acuerdo fiscal en el Congreso que, por caso, avale una mayor coparticipación a las provincias del Impuesto al Cheque, el Fondo Sojero y el Fondo Vial.

Con ese telón de fondo, los mandatarios diseñan una nueva cumbre la semana que viene -sería en principio el miércoles- en Buenos Aires, para avanzar en la estrategia para enfrentar la estocada de Vidal en la Corte.

Pero, a diferencia del cónclave del 3-A en la Casa de Entre Ríos, habrá mandatarios de otros signos políticos, además de la docena de peronistas. Ya confirmó su presencia el rionegrino Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro), mientras que seguirían igual senda, al menos, el socialista santafesino Miguel Lifschitz y el neuquino Omar Gutiérrez (MPN). "Si la temática tiene que ver con la distribución de fondos, vamos a estar presentes", dijo ayer el ministro de Gobierno santafesino, Pablo Farías. No había señales en cambio, al menos hasta ayer, sobre una potencial participación -por cierto incómoda- de caciques de Cambiemos, más allá de que también comparten el malestar por el potencial brutal tijeretazo en las remesas de coparticipación.

Fuente: Ámbito. 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas