SEGUINOS

NACIONALES

Frigerio defendió el ajuste ante empresarios

“Hay una buena noticia: ya no es políticamente incorrecto hablar de la necesidad de llegar al equilibrio fiscal”. Así comenzó el miércoles Rogelio Frigerio su exposición ante los empresarios que se reúnen en el Consejo Interamericano del Comercio y la Producción.

El ministro tuvo que cumplir un rol sustituto de último momento ya que el invitado original a ese foro había sido Nicolás Dujovne. Esa presentación venía accidentada: la primera convocatoria al ministro de Hacienda fue para el 5 de septiembre, pero tuvo que ser suspendida por el viaje de Dujovne a Washington para iniciar la renegociación del acuerdo con el FMI. La nueva fecha era ayer, pero el dolor que experimento el martes a la noche en el abdomen y tórax obligó a la conocida internación hasta ayer a las 10. El reemplazo en el CICyP, entonces, se lo hizo Frigerio.

Sin descanso

Dujovne fue dado de alta a la mañana en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento y de allí se fue a su casa. No tuvo demasiado tiempo para descansar ya que continuó monitoreando la visita de la delegación del FMI que preside Ricardo Cardarelli. De hecho mientras el ministro estaba en su residencia los hombres del Fondo visitaron el Ministerio de Economía y pasaron por el Banco Central, en una visita que no le había sido anticipada a todo el Gobierno.

El ministro volverá hoy a la actividad normal para preparar la presentación que el lunes hará ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados donde explicará el proyecto de Presupuesto 2019 que se enviará al Congreso el fin de semana. El parte del Diagnóstico indicó que le practicaron una “angiotomografía de tórax y abdomen” y una “coronariografía” con “resultados normales”.

La recepción a Frigerio en el CICyP fue casi la que se le da a un héroe. Adrián Werthein se explayo sin reparos sobre el apoyo empresario a Mauricio Macri y su Gobierno: “No estoy contento con las retenciones, pero lo tenían que hacer. Es momento de apoyar señores, de estar al lado del gobierno”. Lo ratificó un aplauso de todos los presentes que, para ese momento, ya estaban terminando el carpaccio de salmón ahumado que se sirvió como entrada junto al Reserva Malbec y el champagne Extra Brut Pinot Noir (levemente rosado) de la bodega de Eduardo Eurnekian, que se acostumbran servir en esos almuerzos.

Werthein fue tan enfático que sorprendió: “Este presidente no se va a ir, este presidente se va a quedar. Tenemos la obligación de apoyar” le dijo a Frigerio prometiendo que los 407 presentes estarán sosteniendo al Gobierno y a el Gabinete. El ministro del Interior fue, quizás, menos eufórico aunque obviamente contundente en su defensa del Gobierno. Prometió: “Si logramos el equilibrio de las cuentas y en el 2020 eliminar los desequilibrios financieros vamos a estar por el buen camino”,

Muchos entendieron que estaba dibujando el horizonte que los números hoy indican con claridad: un 2018 sin crecimiento económico, quizás tampoco en 2019 y las chances de una baja de la inflación y normalización definitiva del mercado de cambios para el 2020.

“Tenemos que demostrar que contamos con el mejor piloto de tormentas; al pasado no volvemos nunca más a pesar de las dificultades, de llegar o no a fin de mes con los ingresos”, dijo y lanzó un mensaje clave sobre futuras reformas: “El sistema previsional es la base de nuestro déficit”.

Frigerio luego respondió preguntas (en general obvias) y se retiró. Recién entonces, Werthein permitió que continuaran sirviendo el lomo con vegetales.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis Páginas