SEGUINOS

NACIONALES

Frigerio y la Cámara de la Construcción buscan sostener el desarrollo de las viviendas sociales

Este martes Rogelio Frigerio se reunió con la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) para conciliar una estrategia para sostener la construcción de viviendas sociales tras el recorte del Plan Federal de Vivienda.

El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, accedió a la reunión solicitada por las autoridades de Camarco para evaluar la marcha de la vivienda social del interior, luego de la discontinuación del programa de trasferencias de subsidios a las provincias mediante el Plan Federal de Vivienda. El presidente optó por dejar se apoyar la construcción y redirigir los fondos a subsidiar la demanda habitacional. Por eso las constructoras apuntaron a consolidad el uso del Fondo Nacional de Vivienda (Fonavi), que genera recursos para cada provincia.

“En total el Fonavi representa unos 17.000 millones de pesos por año y quizás es menos de la mitad lo que efectivamente se destina efectivamente a la construcción”, explicó a LPO una fuente al tanto de las negociaciones.

En el encuentro -del que también participaron el subsecretario de Coordinación de Obra Pública Federal, Ricardo Delgado, y el director nacional de Nuevos Desarrollos de la Secretaría de Vivienda, Marcelo Busellini- se plantearon dos líneas de trabajo: en primer lugar, que los recursos del Fonavi efectivamente se destinen a la construcción y no a financiar gastos corrientes, y, en segundo término, la posibilidad de generar los mecanismos financieros con los que dinamizar la construcción con los recursos disponibles. En particular, se evaluó la creación de un fondo fiduciario que, vía el sistema financiero, sirva para financiar más obras.

Ya en mayo, la construcción mostró una fuerte desaceleración al caer al 4,4% de mano de la “ralentización” de la obra pública: la fuerte suba del asfalto hizo inviable la continuidad de las obras de pavimentación, en tanto, entre los empresarios se quejan de la duplicación de los tiempos de pago porque el ministro Dujovne viene pisando los pagos.

En efecto, de acuerdo a la presentación oficial del resultado fiscal del primer semestre, lo que más cayó (36,9% en términos reales) fue el gasto de capital, que es esencialmente obra pública. En términos nominales fue un recorte de 2.122 millones de pesos entre 2017 y 2018. De hecho, la reducción más grande fue en gastos de Vivienda, con una caída del 48,9% interanual. No obstante en el sector consideran que fue tan fuerte el ajuste en la primera mitad del año, que Dujovne tiene recursos suficientes para cumplir con la meta sin seguir afectando tanto a la obra pública.

“Acordamos hacer una serie de reuniones con las provincias para eficientizar el uso de los recursos del Fonavi”, resumió la fuente consultada.

Por su parte desde el Estado, Delgado ratificó que:”Estamos trabajando junto con la Secretaría de Vivienda y el Banco Nación para encontrar caminos para el financiamiento. Además, avanzamos en cuestiones que tienen que ver con el uso de los recursos del FONAVI que están o deberían estar destinados a la construcción de viviendas y que en muchas provincias se utilizan para atender otros tipos de gastos”.

Además, Delgado planteó que está en estudio “la posibilidad de que esos recursos que se distribuyen de manera automática entre las distintas provincias según los índices de coparticipación permitan apalancar crédito para generar más vivienda en todo el país”. “La idea es continuar monitoreando permanentemente al sector y volver a realizar muy pronto una nueva reunión”, subrayó luego de la reunión en la que también estuvo presente Busellini.

Participaron el presidente de la Cámara de la Construcción (CAC), Gustavo Weiss; el vicepresidente primero de la institución, Juan Chediack; y las autoridades de la cámara César Borrego, Juan Castelli, Néstor Szczech, Antonio Pécora y César Crivelli.

Fuente: La Política Online.

Descargar Semanario Seis Páginas