SEGUINOS

POSADAS

Funciona en Apóstoles la primera Planta de Terminación del Mueble de Misiones

Fue inaugurada este martes sobre la ruta de acceso a la ciudad, en una ceremonia a la que asistió el gobernador Maurice Closs; el presidente del Directorio del Instituto Provincial de Lotería y Casinos, Eduardo Torres; el Vicepresidente de la Institución, José Cura; el intendente de Apóstoles, Mario Vialey; funcionarios provinciales y municipales e industriales misioneros del mueble. En el emprendimiento, emplazado en el predio del ex molino Gelabert, lindante al Aeroclub de Apóstoles, se dará finalización a los muebles ya confeccionados y adquiridos por el Iplyc a sus proveedores, imponiéndose como único requisito que sean fabricados con madera implantada.

Esta planta fue construida con fondos del IPLyC SE, con una inversión de 1.200.000 pesos, y en el periodo de prueba ya se hizo un despacho de muebles para su comercialización fuera de la provincia.

Durante la ceremonia Closs hizo una reflexión en términos de lo que son las ventajas comparativas y competitivas que tienen los misioneros en algunas actividades, y expresó que en el sector forestal “tenemos ventajas de todo tipo”. Advirtió la “absoluta falta de apreciación de oportunidad” que se tiene en el rubro de la madera, y señaló que el municipio de Apóstoles debería ser uno de los más reforestados de Misiones, ya que a la hora de reforestar no hay que realizar desmontes.

“Debemos aspirar a 600 mil hectáreas pronto pero no deberían venir de la deforestación de 200 mil hectáreas de selva, sino que debe venir de aprovechar la zona de campos del sur de la provincia”, dijo, al tiempo que agregó que “es un enorme desafío que pensemos a la cadena de valor desde el principio al fin pero arrancando por el principio y advirtiendo las enormes oportunidades que hay y que se pierden. Estoy convencido que no existe negocio tan rentable como la plantación del pino, sin abandonar las tareas agrícolas tradicionales”.

Destacó que “no en vano el sector forestal significa cerca del 60% del producto bruto geográfico de la provincia. Es increíble como tiene muy buenos niveles de industrialización en destinas áreas (aberturas, pisos, techos, mangos, diversas formas de producir viviendas), que implican una verdadera agregación de valor a ese pino de Misiones. Pero en ese camino del proceso tenemos a muchos que no tienen las ventajas básicamente competitivas, sea por calidad u otras razones. Y esa es orientación de este proyecto: potenciar capacidades dormidas, sumar esfuerzos y hacer sinergia para poder alcanzar alguna de las claves del éxito del comercio”.

Indicó que la virtud de esta inversión es que el Estado a través de una institución como el IPLyC SE “hizo el diagnostico y se puso al frente de esa necesidad y va a buscar la corrección del problema, pero no para uno sino para muchos que produciendo poco nos dan la cantidad que necesitamos. Quizás seria bueno que esto fuera un emprendimiento privado pero otra vez decenas de carpinteros quedarían sin esta etapa. Este proceso lo que hace es darle calidad a lo que producen muchos carpinteros de Misiones. Pero hay que ser rigurosos porque si no tenemos un buen producto no podemos salir a ganar los mercados”, sostuvo.

Sostuvo que Misiones debe orientarse fuertemente a la producción de muebles. “Tenemos todas las ventajas comparativas y competitivas, se saben hacer las cosas, pero nunca se tomó la decisión con fuerza. Insisto que este puede ser el primer paso. A este Estado no le asusta llevar adelante inversiones señeras. Si vemos que esto beneficia a una comunidad puede y debe crecer. Tengo mucha expectativa en este proyecto, que va andar bien y va a crecer”, aseveró.

Rigurosos con la calidad

A su turno, Torres manifestó que “se cumple otra etapa de un sueño que se gestó hace mucho tiempo”, y recordó que en un acto anterior en la Casa de Gobierno se otorgaron los primeros créditos en máquinas a una serie de carpinteros para poder modernizar y aumentar la escala de producción. “Hoy con directa participación del Estado a través de IPLyC SE inauguramos esta planta. Creo que no tenemos que limitarnos a un acontecimiento aislado, sino pensar lo que esto significa como acto de gobierno y como filosofía de gobierno. Esta es una etapa más de un proceso industrial, pero que tiene un gran significado para la población de Misiones y para el futuro económico de la provincia”.

“Esto es propiedad del IPLyC SE. Y no lo hace el IPLyC SE con instrucción del Gobierno en función que queremos acaparar una actividad que podría estar en manos de la actividad privada. Hicimos esta planta con el objetivo de canalizar a los pequeños carpinteros para que en la escala que estén produciendo, en función de los diseños de muebles que se están elaborando, puedan tener una escala para poder comercializar el producto”, aclaró.

Continuando con el sueño original, “abogamos porque todos los carpinteros que participan de esta elaboración sean los verdaderos propietarios de esta planta una vez que tengan canalizada la comercialización y que puedan manejarse por si mismos, y que nosotros hayamos cumplido una etapa. Será el momento que nos retiremos de la actividad para que todo esto quede en manos de los privados, agregando valor a un producto que históricamente salió semielaborado desde Misiones”, agregó Torres.

Comentó que lo que se hizo hasta ahora “fue con recursos genuinos del Instituto. Es nuestra filosofía entender que los recursos que genera la Lotería tienen que ir a emprendimientos de estas características, para emprendimientos económicos y sociales, en directo beneficio para la gente”.

“Teníamos comprometido un crédito que aun no salió porque lamentablemente hay funcionarios nacionales que no trabajan al mismo ritmo ni el mismo entusiasmo que la presidenta de la Nación. Para seguir con el proyecto desde el IPLyC SE pusimos el dinero para los primeros créditos, invertimos en las máquinas –algunas de última generación- y vamos a seguir aportando para los créditos de los industriales que están esperando”, dijo.

Torres se mostró orgulloso de inaugurar esta planta y que los carpinteros hayan confiado en el proyecto, demostrando que “esto es posible”. Pero “todos los que participen en la elaboración de los muebles tienen que entender que seremos rigurosos en algunos temas como lo es la calidad de los productos. Este proyecto se basa en que tengamos precios competitivos pero que fundamentalmente garanticemos la calidad. Es un proceso que tendremos que aprender entre todos. Pero hay una sola cosa que no podemos hacer que es fracasar en este proyecto. El éxito depende tanto de la colaboración que podemos brindar como de la colaboración de todos quienes participan de la elaboración del mueble”, finalizó.

Calidad y precios para competir

El vicepresidente del IPLyC SE, José Cura, a cargo del proyecto, reseñó que desde diciembre “trabajamos permanentemente para que hoy podamos inaugurar esta planta. Como parte del proyecto y en compañía de 45 industriales viajamos al polo mueblero de Brasil para ver como se hacía el mueble y como se industrializaba la madera en el vecino país, con especies similares a las nuestras. En Gramado pudimos apreciar industrias que hacían todo el trabajo, desde la fabrica hasta la terminación”.

Agregó que “nos encontramos con que en Misiones hay muchos fabricantes de muebles pero que el cuello de botella era la terminación. Hoy tenemos la primera planta que cuenta con cámaras presurizadas que fueron fabricadas en Rosario (Santa Fe). Aquí se hace lijado, se pasa la tinta, la laca de fondo, otra vez la lija, la masilla y se termina en la última cámara que es de lustre y acabado del mueble para hacer el último paso que es el empaque para cargar los camiones y distribuir a la provincia y al país”.

Adelantó que desde IPLyC Confort Hogar “estos muebles van a salir al por mayor. Estamos haciendo las inscripciones para poder exportar porque con la calidad, la producción y el precio podemos llegar a los países vecinos. En los próximos seis meses queremos llegar a una planta similar a esta en la Zona Centro y otra en el Norte porque sabemos que la necesidad de los fabricantes de muebles en crudo es la terminación”.

A su entender, “éste fue el sueño de todos los gobernantes, y este Gobierno de la Renovación nos dio la oportunidad de llevarlo adelante y estar al lado de los industriales misioneros para que pasen a ser industriales muebleros y fabricar en serie, en cantidad y con calidad, que es lo mas importante, porque tenemos que competir con quienes fabrican en Santa Fe, en Córdoba, con la madera misionera. Nosotros, que tenemos la materia prima, tenemos que llegar a tener la mejor calidad, la mejor presentación. Tiene que ser madera secada en horno, clasificada y de primera para que podamos ser competitivos como otras fabricas, y salir a países vecinos”.

Explicó que esta planta comenzará con siete obreros pero que en los próximos seis meses y a raíz del volumen que pretenden producir, se sumará a entre 50 y 70 obreros. “Como las industrias también van a necesitarlos, el IPLyC SE se compromete a capacitar a jóvenes para que tengan una profesión”, concluyó.

Apóstoles, el menos forestado

El jefe comunal, Mario Ramón Vialey, señaló que los misioneros tenemos muchos emprendimientos pequeños pero que “nos faltaba un lugar donde canalizar toda la producción y hacer una buena terminación porque a cada uno, en forma individual, se le hacia muy difícil. Poder comercializar y llegar a un mercado exigente necesita tener calidad y continuidad”. Aclaró que “estos muebles vienen de toda la provincia pero lo que me preocupa como intendente es que también la industria mueblera, maderera, crezca en Apóstoles. Sacando datos para ver como estamos posesionados para abastecer a la industria, vemos que el nuestro es el Departamento menos forestado de la provincia”.

Vialey celebró esta iniciativa porque “creo que esto va a llevar a invertir a otros sectores de la cadena productiva que son los pequeños muebleros o pequeñas cooperativas que se están conformando para poder producir más”.

Con todo el valor agregado

En la planta se acopiarán los muebles en crudo que el IPLyC SE adquiere a los industriales madereros de Misiones. A partir de la llegada del mueble -hecho con madera implantada- el primer paso es colocar el producto en una de las cámaras presurizadas de 10 metros de largo por 5 metros de ancho y 2,40 metros de alto, donde hay tres extractores con motores trifásicos de 2HP cada uno. En este lugar se hace el lijado de los muebles con lijas de 1,50.1,80. Desde aquí pasan al próximo tratamiento que seria el segundo paso, que es el teñido en tinta por inmersión de los colores requeridos que pueden ser: miel, cedro, wengue o almendra.

En la planta se trabaja con paneles de filtros con aspiración para que todas las partículas sean expulsadas por chimeneas dispuestas en el techo y así sacarlas fuera de la planta.

El tercer paso es la aplicación de fondos a través de sopletes que son aplicados a cada uno de los equipos especiales que tiene la planta, que son bombas mezcladoras automáticas de última generación, de origen alemán.

En el cuarto paso se procede nuevamente al lijado con lija de 3,20q1 es la mas fina de la terminación. En el quinto paso pasan a otra cámara presurizada del mismo tamaño que la primera donde se hace el acabado final de laca y lustre con filtros aspiradores y con 5 equipos de filtrado también con motores de 2HP trifásicos. Cuando salen de esta cámara están listos para el empaque que se hace con papel film y cartón corrugado para el envío de la mercadería que se vende ya en las provincias de Corrientes, Entre Ríos, Salta, Tucumán, Chaco y Formosa.

Esta planta cuenta con una línea de aire que recorre todas sus dimensiones que es de 30 por 30 metros, previsto de un compresor a tornillo de 25 HP. Los equipos (cámaras presurizadas, y bombas mezcladoras) que están instalados fueron comprados en Rosario (Santa Fe) mientras que el resto del equipamiento fue adquirido a proveedores de Misiones.

El objetivo de esta primera planta es que la madera salga de Misiones con todo el valor agregado hasta el empaque. En principio tienen previsto cargar dos equipos de camión y acoplado por semana y en seis meses llegar a la producción deseada que es 10 equipos por semana, totalizando 40 equipos por mes.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas