SEGUINOS

POSADAS

Fútbol: Crucero ganó y estiró su ventaja en la punta de la zona norte

Crucero del Norte derrotó este domingo jugando como local a Central Norte de Salta por 3 a 1 y extendió su ventaja en la cima de la zona norte del Torneo Argentino A. Pablo Motta, Franco Cabrera y Leandro Martínez anotaron los goles del equipo misionero que la próxima fecha enfrentará a un entonado Gimnasia y Tiro.

El Colectivero está intacto. Terminó el 2011 en gran nivel, con una gran muestra de carácter en Córdoba viniendo desde abajo ante Talleres y empatando para mantener la punta.

Tras una exigente pretemporada y solo un refuerzo (Perez Araya), se presentó en Santa Inés ante una especia de sombra negra como Central Norte de Salta, rival que supo golearlo 4-0 en el reinicio de un torneo.

Pero este Crucero es un equipo realmente muy serio, maduro, aguerrido para recuperar, sólido para defender y letal cuando ataca. Tiene lagunas, claro, no es un equipo perfecto, no es una maquinita, pero tiene muy claro a lo que juega y cuando se lo propone, puede pasar por arriba a cualquier rival.

Así pasó ante Central Norte de Salta, adversario que vino a faltarle el respeto al elenco misionero en su casa (ante buena cantidad de espectadores) y que a los 5 minutos generó un mano a mano con Gaona, que despertó polémica. Matto iba a cerrar en el fondo, el arquero le pegó el grito pero calculó mal y Noir, cuando se aprestaba a definir, chocó con el uno (pidieron infracción) y el juez Argañaraz aplicó el siga-siga. Fue un llamado de atención para el local que encendió la máquina.

Comenzó a crecer el trabajo de Cabrera por dinámica y juego, se acopló muy bien Márquez y después de dos malas definiciones, Cuqui desbordó por derecha y le puso un centro perfecto a Motta, quien picó al primer palo, la dominó, giró y la mandó al fondo de la red.

El 1 a 0 tranquilizó los ánimos a los 24 minutos y el equipo se relajó a tal punto que en uno de los pocos intentos por izquierda de Ramiro Jorge, generó increíblemente un penal tras tirarle un par de sombreros a Ricardone y Mosevich, quien llevó (sin intención) la pelota con la mano y ahora sí, el juez marcó penal, en otra acción dudosa. El experimentado Enzo Noir venció a Gaona y a los 31 minutos el partido estaba 1 a 1.

La charla del entretiempo habrá sido picante, más de un reto de Pedro Dechat a sus dirigidos, quienes entraron dormidos. Casi lo sorprende Central Norte de movida, cuando se lo propusieron pasaron a ganarlo e incluso pudieron ampliar la diferencia pero al final se dejaron empatar.

El DT les recordó a los jugadores la premisa de sumar de a tres en casa, en las siete finales que quedan de la etapa regular y la arenga surtió efecto.

El primero que entendió el mensaje fue Cuqui Márquez, quien al minuto, presionó a los defensores de Central Norte, le ganó la posición a su marcador quien le cometió la infracción y del tiro libre se encargó Franco Cabrera. Hace rato que Polaquito le tenía ganas a una de esas pelotas, ideal para un diestro (aprovechó que no estaba Brítez) y le metió una rosca marca registrada que Maino solo observó en primera fila, como se colaba al fondo de la red.

El 2 a 1 de Cabrera dejó distraído a Central Norte que cuando quiso acomodarse ya sufrió el tercero, después de una avivada entre Márquez y Cabrera, quienes cobraron rápido una falta y cuando Cuqui encaró mano a mano, fue solidario y le dejó el gol a Leandro Martínez abajo del arco para el 3 a 1 definitivo.

Antes de los 10 minutos del complemento, El Colectivero liquidaba el partido.

La respuesta salteña fue sumar al Gordo Altamirano en ataque y sacar a Armella (estaba amonestado) del fondo, porque no había forma que detuviera a Márquez.

De contra los misioneros se pararon mejor y el cuarto festejo estuvo cerca, pero Maino se recompuso y le tapó muy bien un mano a mano a Leandro Martínez.

Al Cuervo le quedaron los pelotazos, centros repetidos que Gaona supo resolver y los minutos finales se consumieron con algunos contragolpes que no tuvieron profundidad en el local.

No era de vida o muerte ganar pero si muy importante para arrancar bien el año. En este torneo tan difícil, sacarle cuatro puntos al segundo cuando quedan seis fechas para que se definan los clasificados, realmente es para elogiar. Marcó tres goles, despertó el aplauso de la gente y desde los números, sigue siendo un equipo de temer.

Llegará revitalizado para el juego de visitante ante Gimnasia y Tiro que con el gran triunfo en Córdoba ante Talleres, se jugará otra verdadera final ante El Colectivero que, en este torneo, sacó muy buenos resultados de visitante. Por eso es puntero y no es casualidad.

Fuente: sitio Crucero del Norte

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas