SEGUINOS

POSADAS

Fútbol: Crucero logró un valioso triunfo ante Sportivo Belgrano

Crucero del Norte derrotó 3-1 a Sportivo Belgrano, San Francisco-Córdoba, por la primera final de la fase revalida del Argentino “A”. El partido se jugó en el estadio Andrés Guacurarí. Abrió el marcador Juan Pablo Francia para el visitante, mientras que igualó Fernando Márquez y Leandro Martínez anotó dos goles para la victoria del “Colectivero”. En la revancha del viernes en San Francisco, ganando, empatando o perdiendo por un gol, Crucero se meterá por primera vez en la Promoción con un equipo de la Primera B Nacional.

El 3 a 1 ante Sportivo Belgrano de San Francisco, obliga al conjunto cordobés a ganar por dos goles de diferencia en el desquite del viernes por la noche, para hacer prevalecer la ventaja deportiva.

Toda la euforia del público misionero que otra vez desafió al mal tiempo, interrumpió el almuerzo familiar por el Día del Padre y alentó a Crucero sin parar, se fue opacando porque en el campo, Sportivo comenzó imponiendo su ritmo, su juego y el que no hacía pie en un escenario que lentamente se fue embarrando era el equipo local.

Con la parsimonia que se jugaba el partido, encima el verde cordobés dio el golpe a los 20 minutos cuando Juan Pablo Francia, de tiro libre, ejecutó a media altura, la pelota se desvió en la barrera, descolocó a Gaona y se transformó en el 1 a 0. Nadie lo podría creer en el estadio.

Otra vez la misma historia, pensaron algunos. Como en el Undecagonal, Sportivo llegaba y golpeaba, a pesar de que en la teoría, con un solo punta definido (Aróstegui que después ni la tocó) hacía presagiar un planteo mezquino, pero el elenco de Primo estaba 1 a 0 y más de uno se imaginaba que en la revancha, había que ganar por dos goles o más para jugar la Promo.

Pero había tiempo para más, mucho más.

Tocado en su orgullo, Crucero decidió empatarlo y poner la casa en orden. Seis minutos después del gol de Francia, Fernando Márquez recibió un gran pase en cortada dentro del área y cuando desde un ángulo cerrado el arquero Barucco no le daba margen para el remate, el 10 Colectivero la picó con mucha categoría y anotó el 1 a 1. Por la definición, el rápido empate entusiasmó al público y Crucero fue por más.

Juan Cabrera y Mosevich coparon el carril derecho y de sus trepadas, el equipo de Pedro Dechat se le fue literalmente al humo a San Francisco.

Un gol mal anulado a Martínez por una posición adelantada inexistente y un disparo apenas desviado de Mosevich fueron otras aproximaciones del local que escuchó el pitazo de Montero para decretar la finalización del primer tiempo, justo en su mejor momento.

Ganar en casa esta serie era vital para buscar en la revancha la clasificación.

Sportivo es un equipo complicado y que no en vano, llega por segunda temporada a la final, entonces no quedaba otra que ir a buscar los tres puntos como sea y, de ser posible, encontrar alguna diferencia que deje mejor perfilado en el desquite a los dirigidos por Pedro Dechat.

De movida Crucero fue una tromba y tuvo en Leandro Martínez, el goleador resistido por la gente, el que más de uno por redes sociales o en la cancha le reclama la falta de gol, al artillero de la victoria.

A los 11 y a los 14 minutos, definió con mucha tranquilidad verdaderas asistencias dentro del área para poner al borde del nocáut al visitante y desatar el delirio en Santa Inés.

Con un campo de juego muy pesado la señal clara de que Crucero estaba como para golear fue el primer cambio que mandó Primo quien sacó al volante Malandra y metió a Sbuttoni en el fondo.

Es que cada corrida de Márquez era medio gol y en al menos tres ataques, su generosidad (prefirió pase antes de hacer la personal) privó al Colectivero del cuarto y el quinto gol también.

Bien plantado en el medio, con un Dardo Romero impasable y un atento Gaona, Sportivo apelaba al pelotazo o algún centro que lo permita descontar y dejar la serie a un gol y casi lo consigue en la última jugada del partido, cuando Mazzina se llenó el empeine de balón y su tiro besó el palo derecho de Gaona.

Terminó 3 a 1 y la fiesta fue completa en Santa Inés. El esfuerzo y la gran entrega de estos jugadores, posibilitaron esta diferencia.

Quedan 90 minutos para llegar a la Promoción y Spotivo todavía está vivo. En la revancha del viernes en San Francisco, ganando, empatando o perdiendo por un gol, Crucero se meterá por primera vez en la Promoción con un equipo de la Primera B Nacional.

Fuente: prensa Club Crucero del Norte

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas