SEGUINOS

DEPORTES

Fútbol: leve esperanza para Guaraní

Si bien des­de el se­no del Con­se­jo Fe­de­ral se di­jo una y otra vez que los as­cen­sos se­rán por mé­ri­tos de­por­ti­vos y no más por in­vi­ta­ción, pa­re­ce ser que to­dos, los ocho equi­pos que per­die­ron la ca­te­go­ría en es­te Fe­de­ral A irán a gol­pe­ar las puer­tas del quin­to pi­so del edi­fi­cio de la ca­lle Via­mon­te en la Ca­pi­tal Fe­de­ral pa­ra que que­den sin efec­to es­tos des­cen­sos, ar­gu­men­tan­do que la re­es­truc­tu­ra­ción de los tor­ne­os que son or­ga­ni­za­dos por el Con­se­jo Fe­de­ral se die­ron cuan­do es­ta­ba en ple­no de­sa­rro­llo y no co­mo de­be­ría ha­ber si­do en­tre el fi­nal e ini­cio de uno nue­vo.

Se di­ce que ya fue­ron va­rios los clu­bes que ba­ra­ja­ban es­ta pro­pues­ta y que se es­pe­ra­ba el de­sen­la­ce fi­nal pa­ra sa­ber si los que es­te fin de se­ma­na des­cen­die­ron apo­ya­ban es­ta pos­tu­ra, pa­ra to­dos jun­tos ir de la ma­no a pre­ten­der tor­cer la pro­pues­ta de cam­bio que se vie­ne pa­ra nues­tro fút­bol.

La idea es ir den­tro de la pri­me­ra quin­ce­na de abril en bus­ca de una reu­nión con el man­da­más del Con­se­jo Fe­de­ral, Pa­blo To­vig­gi­no, pa­ra plan­te­ar­le la si­tua­ción.
Con una pos­tu­ra si­mi­lar es­ta­rí­an los clu­bes del tor­neo Fe­de­ral B, que tam­bién en­tre ga­llos y me­dia­no­che se en­con­tra­ron con que has­ta no se sa­be qué fe­cha del año ve­ni­de­ro co­men­za­rán a de­san­dar jun­to a los que des­cen­die­ron del A el nue­vo tor­neo Re­gio­nal Ama­teur.
A pe­sar de que unos dí­as atrás el man­da­más del Con­se­jo Fe­de­ral, el mis­mo que en su mo­men­to re­co­rrió el pa­ís jun­to a quien hoy es­tá al fren­te de la AFA, Clau­dio Ta­pia, res­pal­dan­do y al mis­mo tiem­po pi­dien­do el apo­yo del fút­bol del in­te­rior pa­ra lle­gar a los car­gos que hoy os­ten­tan, pue­dan re­ver es­ta de­ci­sión y se pue­da ju­gar el Fe­de­ral B co­mo lo ve­nía ha­cien­do.
Al mis­mo tiem­po, con el pro­yec­to que hay pa­ra la Pri­me­ra B Na­cio­nal, no al­can­za­ría a cu­brir­se con los as­cen­sos las pla­zas ne­ce­sa­rias y de allí que los clu­bes des­cen­di­dos es­pe­ran que se­an más los que su­ban a la se­gun­da ca­te­go­ría pa­ra dar lu­gar a que ellos fue­sen quie­nes pa­sen a ocu­par las va­can­tes que que­da­rí­an en el Fe­de­ral A.
Por aho­ra to­das son in­ten­cio­nes y pro­yec­tos de un gru­po de di­ri­gen­tes, no hay na­da con­cre­to, pe­ro es­te te­ma des­de ha­ce un buen tiem­po es­tá ins­ta­la­do des­pués de co­no­cer­se las re­for­mas que se quie­ren apli­car en el fút­bol ar­gen­ti­no, que por aho­ra no ha­ce más que be­ne­fi­ciar a los clu­bes de Bue­nos Ai­res y per­ju­di­car al fút­bol del res­to del pa­ís.

Fuente: diario Época.

Descargar Semanario Seis Páginas