SEGUINOS

POSADAS

Fútbol: victoria, punta y clasificación para Crucero

Crucero del Norte le ganó a Racing de Córdoba 2 a 1 jugando un primer tiempo de alto vuelo y con opciones como para golear. Sacó rápidas diferencias a través de Fernando Márquez y Dardo Romero, en apenas diez minutos. En el segundo tiempo reguló y casi se complica al final, cuando descontó Becica para los cordobeses. Como igualó San Martín con Tiro Federal, ahora la punta vuelve a ser del Colectivero.

Habrá que pensar entonces que los fantasmas se alejaron, que Crucero recuperó la memoria, que los malos resultados ante los dos peores equipos de la zona (empate ante Unión y derrota ante Alumni) fueron parte de un bajón de una formación que parece ciclotímica.

No fue cualquier triunfo el de este domingo ante Racing de Córdoba por 2 a 1, fue el pasaporte anticipado al Undecagonal de la segunda fase que otorga el ascenso directo a la Primera B Nacional. Y no fue ante cualquier adversario, porque la Academia de la Docta venía de ganar, golear y gustar ante Talleres y se metía nuevamente en la conversación. Pero Crucero no le dio chances.

Antes de que mucha gente se acomodara en su asiento y observara qué equipo presentó Pedro Dechat, Cuqui Márquez, a los 3 minutos, puso el 1 a 0, tras un córner de Brítez que se desvió en el camino y encontró al 9 en el segundo palo para vencer al arquero Godoy.

La gente aplaudía y cuando nuevamente intentó acomodarse en su sitio, una combinación entre Soto y Dardo Romero, derivó en una bomba al ángulo del 3 (como en las viejas épocas) para poner a los 9 minutos el 2 a 0. Demasiada diferencia sacaba Crucero? Para nada.

Si bien fue muy contundente de arranque, siguió buscando y tuvo otro cabezazo de Márquez que dio en el poste, un tiro del reaparecido Derlis Soto que contuvo el arquero y un intento de larga distancia de Pedro Brítez que se fue cerca.

Racing contestó con un endiablado Rivero, lejos el mejor de los cordobeses en la primera parte, con una apilada dejando defensores locales en el camino y cuando enfrentó a Rodrigo Abadie, El Potro resolvió muy bien el mano a mano.

Fue una aparición clave del arquero colectivero (reemplazó a Gaona con un golpe en el hombro) porque si Racing terminaba a un gol de distancia el primer tiempo, el complemento se plantearía de otra manera.

Todo pasó muy rápido que casi no permitió que se analice la formación local con el mencionado caso Abadie (tercer partido de la temporada y primera victoria como arquero titular). Derlis Soto volvió a jugar desde el primer minuto, algo que no ocurría desde la primera fecha de la competencia y la dupla con Márquez fue muy interesante.

El paraguayo pone la pausa que ningún jugador tiene, la pide siempre, sabe cuando acelerar y cuando frenar, juega a un toque, genera faltas y cumplió en gran nivel los 90 minutos que estuvo en cancha.

Le faltó la frutilla del postre que fue una definición por arriba del cuerpo del arquero Godoy que un defensor salvó en la línea. Y el otro regreso “emotivo” de la tarde-noche en Santa Inés, fue el ingreso en el segundo tiempo de Gustavo Semino, quien reemplazó a Mosevich.

El Loco, que ya había jugado en la Liga y que viajó a Villa María en la derrota ante Alumni, regresó a la competencia oficial en el Argentino A después del fatídico 24 de abril del año pasado, cuando un planchazo de Conrado Besel lo provocó la fractura de tibia y peroné.

Igual falta ajustar
En los partidos anteriores, cuando Crucero no se parecía al equipo que terminó jugando el 2011, los errores defensivos eran muy marcados. Ricardone se corrió a la zaga junto a Matto que volvió de la suspensión y aprovechó la ausencia de Tomasini.

Igual hubo dificultades en la última línea, que se complicó más de la cuenta con el único punta que presentó Racing. Y cuando se moría el partido, una falta “dudosa” en el área, permitió que Becica, de penal, marcara el descuento.

El 1-2 provocó algunos minutos de zozobra aunque nunca para asustarse. Abadie estuvo sólido, Dardo Romero clausuró su andarivel, Marczuk fue el motorcito que todos conocen, Franco Cabrera tuvo un trajín impresionante, Brítez le puso fútbol junto a Derlis y Márquez fue potencia y peligro de gol permanente.

Faltan dos partidos más ante Central Córdoba en Santiago del Estero y ante Juventud Antoniana en Santa Inés. Esos encuentros permitirán acomodar a los clubes clasificados para el gran desafió llamado Undecagonal, que no es otra cosa que el mini torneo de 11 equipos, donde el campeón asciende.

Hay mucho por corregir y mucho por jugar. El verdadero torneo recién está comenzando y Crucero, que recuperó la punta del grupo, aleja los fantasmas y se permite soñar.

Fuente: sitio Club Crucero del Norte

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas