SEGUINOS

POSADAS

Genera polémica la instalación de plantas de GLP en Posadas y en Garupá

Luego de dar a conocer la posibilidad de instalar en marzo una planta de Gas Licuado de Propano en Posadas y otra en Garupá – propuesta impulsada desde el Sindicato de Taxis, Remises y Afines de Misiones-, el abogado especializado en cuestiones del tránsito, Luis Di Falco, manifestó que su uso está prohibido en Europa como en Francia y hasta en Estados Unidos, “donde se lo considera un combustible peligroso por las normas de seguridad”. Por su parte, la titular del sindicato, Sandra Barrios, aseguró en declaraciones a /n6 que la empresa proveedora del producto será Amarilla Gas, mientras que de la instalación de los equipos se encargará GNC Salustri.

En Argentina, el uso del Gas Licuado de Propano estuvo prohibido hasta el 2003, año en el que se observó una buena alternativa para comercializarlo en el mercado. Asimismo, varios países del mundo aún no autorizan su uso por razones de seguridad.




La mayor proveedora del producto en el país es YPF Respsol, empresa que destaca las siguientes ventajas ambientales que genera el uso de GLP en automóviles: reducción muy por debajo de las reglamentaciones más estrictas en las emisiones contaminantes reguladas -NO, CO, HC y partículas- causantes de graves problemas de salud humana, nieblas contaminantes y lluvia ácida; debido a la composición química del GLP, las emisiones de CO2 pueden ser hasta un 10% inferiores a la de los vehículos diesel. El CO2 es el principal causante del efecto invernadero, que provoca el calentamiento de la atmósfera. Además, sostienen que no contiene azufre ni plomo, reduce los olores, humos de aceleración y vibraciones del motor a niveles mínimos y también disminuye la contaminación acústica.




La titular del Sindicato de Taxis, Remises y Afines de Misiones, Sandra Barrios, sostuvo que en Misiones, el GLP ya es utilizado en el trencito del Parque Nacional Iguazú, a través de la empresa YPF Repsol. Y también en Corrientes. La planta de Garupá será montada con los equipos de una estación que funciona en Bahía Blanca. Para que comience a instalarse falta contar con la visita de técnicos de Buenos Aires que se encargarán de controlar que se cumplan con todos los requisitos.




El abogado Di Falco, dijo que la gente “es lo primero que nos tiene que preocupar” y “para poder instalar equipos de este tipo tienen que ser talleres especializados con mucha tecnología, capacitación y dispositivos que  estén controlados por las autoridades nacionales, y en la provincia no existen ése tipo de fiscalizaciones”.




A través de su cuenta en la red social twitter, manifestó que “en el mundo civilizado hace años que está prohibida la circulación de vehículos movidos con GLP. En Bolivia se permite, en Europa y USA no”. En este contexto, solicitó a los funcionarios encargados de legislar que “por el bien de nuestra gente que Se asesoren convenientemente sobre el tema antes de dar luz verde al proyecto del GLP en Posadas y Garupá”.



Prefirió referirse más al uso del Gas Natural Comprimido y asegura que el 99% en la Argentina lo utiliza, “porque es mucho más seguro que el GLP que se utiliza en paraguay, en Bolivia, en Perú y países de Europa oriental y en algún que otro país de África, cuyo uso es extremadamente peligroso”, sentenció.




En tanto, agregó que si la idea es utilizar bien el gas, espera que se opte por el GNC (Gas Natural Comprimido) como medio para abaratar los costos de movilidad de los usuarios.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas