SEGUINOS

POSADAS

Giménez no quiere que reclamos violentos de los mayores sean un espejo para los jóvenes

La vicegobernadora Sandra Giménez consideró que en el acompañamiento de los chicos cuando transitan la etapa de la adolescencia, “los padres y las madres no somos suficientes” porque las relaciones que se forman entre pares “y el respeto que se tienen entre pares hace que muchas veces se confundan en el camino y sobre eso, una sociedad que no puede combatir aquello más fuerte” que encarnan “los inescrupulosos, los mafiosos que les venden droga, que los emborrachan, o que buscan que roben”, entonces todo se vuelve más difícil. “Ojalá, Dios quiera, que volvamos a la senda del ejemplo”, rogó.

También pidió que los debates, la cuestión de  los derechos que asisten a cada una de las personas, se puedan realizar “en el marco de una forma totalmente diferente, que no genere en los más jóvenes la oportunidad de pensar esto que es un espejo, la violencia en la escuela, en la calle, el resolver los problemas a golpes, el emborracharse para evadir situaciones o el drogarse por no encontrar familia y sociedad que los contenga”.


En tal sentido, Giménez opinó que si eso fuera asi “y realmente la docencia misionera tomara la diferencia de cambiar su modalidad de reclamo, sería algo que nos regalara a toda la sociedad misionera que serviría para muchísimo”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas