SEGUINOS

POSADAS

Giménez: tenemos que hablar de los problemas ocultos, ponerlos en la agenda y marcarlos a fuego

La vicegobernadora Sandra Giménez, a cargo del Ejecutivo Provincial, en compañía del Director Nacional de Programas Compensatorios, Jaime Perzik, y el ministro de Educación, Luis Jacobo, el intendente de Posadas, Orlando Franco, entre otros funcionarios, presidió en la Escuela Nº 110 “Hipólito Bouchard”, de Posadas, el acto oficial de entrega de libros y netbooks para escuelas misioneras. Se entregaron 1.492 netbooks del Programa Nacional “Un alumno, una computadora”, correspondiente a la primera etapa de provisión a escuelas técnicas seleccionadas. En parte de su discurso, la funcionaria dijo que los males de este tiempo, como la violencia intrafamiliar, las adicciones, el desempleo, “no se vencen simplemente con la declamación, sino con mucho compromiso y dedicación”. Agregó que “la gran convocatoria de este Bicentenario debe ser la de un pueblo que vuelve a creer en sus oportunidades y en sí mismo para ser un poco más felices todos los días y hacer felices a nuestras familias”.

En tal sentido, remarcó que sí cree que se debe hablar “de los problemas ocultos, ponerlos en la agenda y marcarlos a fuego, porque nosotros, los que estamos acá, estamos comprometidos. (…). Lo que tenemos que ir es a buscar es a los que no están incluidos, a los que están postergados, a los que perdieron la oportunidad y creyeron que no la pueden recuperar”.



En cuanto a los libros de textos, 108 escuelas de Posadas recibieron un pack de textos pedagógicos para alumnos de primero a sexto grado del nivel primario. En total son 9.961 libros para los establecimientos educativos. Las demás escuelas de la provincia recibirán directamente en su jurisdicción. La cantidad de libros para las escuelas alcanza los cincuenta mil ejemplares.



En parte de su discurso, Giménez dijo que así como hace 200 años el valor que se buscaba era el de la identidad, “el de ser argentinos y el de la libertad, el de poder decidir nosotros mismos cuál era el sentido de nuestro destino común, en este tiempo hay una Argentina nueva, hay un pueblo que se renueva, que busca en sí mismo darse la oportunidad de creer que nosotros sí somos capaces de encontrar las soluciones a nuestros problemas”.



Agregó que el desafío de este proceso complementario de la educación nacional es “abrir la puerta de la brecha digital para acortarla. De la escuela pública como la herramienta de igualdad  y de oportunidades reales y concretas, es lo que nos permite pensar cuando tenemos 16-17 años qué vamos a hacer de nuestra vida. Ya no es el tiempo de las mamás, de los papás, es nuestro tiempo -dijo dirigiéndose al auditorio adolescente-, y en las escuelas técnicas fundamentalmente mucho más porque se conjugan valores trascendentes en la vida de los seres humanos, que es la cultura del trabajo, la del esfuerzo unido al de la educación formal”.




En otro segmento de su alocución, la Vicegobernadora sostuvo que más allá de las 1500 netbooks que hoy entrega la Nación “y en la confianza que tenemos en nosotros mismos, tengamos la edad que tengamos, seamos los niños del nivel Inicial, los del Secundario, los hombres y las mujeres del trabajo misionero, los hombres de la tercera edad, creemos que nosotros capaces de cambiar nuestro destino. De hecho lo intentamos todos los días pero si hay algo que necesitamos es que ese círculo virtuoso de confianza entre nosotros se consolide y que cada uno pueda aportar de la mejor manera a esta sociedad en la que vivimos”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas