SEGUINOS

POLITICA

Gobernadores le piden a Nación compartir el esfuerzo fiscal

Un nutrido pelotón de gobernadores -sobre todo, de pelaje peronista- salió a desmarcarse este martes de los anuncios de bajas de impuestos locales en las tarifas de los caciques macristas María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, al advertir que sus distritos están un paso adelante porque las boletas de servicios públicos no llevan la sobrecarga de tributos provinciales.

Desde esos enclaves avanzaron un escalón más y retrucaron a Mauricio Macri, tras la arenga presidencial del lunes desde Vaca Muerta en pos de que “provincias y municipios eliminen los impuestos que cobran sobre los servicios públicos”.

En esa línea, reclamaron un “esfuerzo compartido” a la Casa Rosada, y algunos apuntaron a una baja del componente del IVA en las boletas. Una pretensión, en rigor, de doble filo, ya que se trata de un tributo que se coparticipa a las provincias, por lo que una eventual rebaja repercutirá en las arcas locales.

El mensaje más enfático en este sentido brotó desde Córdoba, en boca del peronista Juan Schiaretti, quien pidió a Macri -a través de un video grabado en la Casa de Gobierno- “estudiar una baja en el IVA, que es un impuesto que llega hasta el 27%, así aportamos todos: Nación, provincias y municipios”.

El cacique de Unión por Córdoba -figura líder de la Liga de gobernadores peronistas, cuyos contactos se potenciaron en las últimas horas para intentar consensuar una postura común- ostenta una cucarda de peso en este rubro: ya puso en marcha un plan -con fondos provinciales en juego y un recrudecimiento de la tensión con los municipios de Cambiemos- para que los intendentes dejen de cobrar tasas municipales en las facturas. Una avanzada que deberán encarar otros gobernadores, donde las tasas comunales marcan el único punto que se puede llegar a ajustar en la boleta (ver página 6).

El planteo de no hacer foco sólo en un esfuerzo de las provincias se replicó en otros distritos, desde donde destacaron que “el impuesto más importante que tienen los servicios públicos es el IVA”,

“Este Gobierno tiene mucha habilidad para trasladarles el costo político a los gobernadores; lo hizo con la reforma previsional y ahora con las tarifas”, disparó por caso el socialista Miguel Lifschitz, y enfatizó que Santa Fe “no tiene los impuestos que tiene Vidal”. Para Lifschitz, “quien tiene que revisar las políticas en materia tarifaria de los servicios es el Gobierno nacional”.

Coincidió ayer, en esa mirada, el sanjuanino peronista Sergio Uñac. “Nación, provincias y municipios deben hacer un esfuerzo, sin especulaciones políticas, en beneficio de los usuarios”, blandió.

También el salteño peronista Juan Manuel Urtubey enfatizó que no pueden “reducir impuestos que no existen”, un argumento que se escuchó también desde despachos de Catamarca, Santiago del Estero, La Rioja, La Pampa y Jujuy, entre otros.

Algunos distritos aclararon, en rigor, que aplican Ingresos Brutos en las boletas, pero que el tributo ya está atado al régimen de reducciones previsto en el Pacto Fiscal que los gobernadores sellaron con Macri en noviembre pasado.

“Nosotros acordamos en el Pacto con Nación ir disminuyendo los Ingresos Brutos progresivamente, con lo que el actual costo que hoy tienen los servicios se va a eliminar con el tiempo”, señaló, por caso, el ministro de Economía rionegrino, Agustín Domingo.

Desde Entre Ríos, el justicialista Gustavo Bordet marcó, en tanto, un matiz. “Debe haber un esfuerzo compartido en todos los niveles de gobierno”, coincidió con otros gobernadores, pero advirtió que “el IVA es coparticipable” y que si la Casa Rosada avanza en ese sentido también habrá un costo fiscal para las provincias.

Sin embargo, a diferencia de otros caciques del PJ, anticipó que evalúa “una modificación en la estructura impositiva de la factura de energía”, aunque resaltó que “el incremento que definió el Gobierno nacional superó el 800%”.

En los distritos de Cambiemos, por su parte, sorprendió el radical mendocino Alfredo Cornejo al confirmar, tras la arenga presidencial, que no disminuirá la carga impositiva local, aunque desde filas locales aclararon que ya rebajaron Ingresos Brutos en las boletas el año pasado (ver aparte).

El correntino Gustavo Valdés, también de la UCR, aportó una promesa: dijo que analiza “llevar Ingresos Brutos a cero tanto en la tarifa de luz como de agua”, aunque aclaró que “es muy baja la incidencia” de este tributo en la energía. Y el jujeño Gerardo Morales entrará en una negociación con los intendentes (ver página 6).

Y el anuncio concreto de la jornada, además del de Larreta, brotó desde Misiones, donde Hugo Passalacqua (Frente Renovador de la Concordia) confirmó ayer -vía Twitter- una reducción por decreto del 5% en la tarifa eléctrica para usuarios residenciales cuyo consumo no supere los 300 Kw, a partir de la facturación de mayo.

Los Ejecutivos provinciales, en cambio, sí avanzan en los cálculos para hacer frente al pago de manera compartida de la tarifa social, durante el próximo bimestre, en sintonía con lo acordado el lunes con la cartera de Energía que comanda Juan José Aranguren.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis Páginas