SEGUINOS

POSADAS

Gobernadores pedirán una audiencia a la Corte Suprema por la coparticipación federal

Anunciaron que pedirán una audiencia a la Corte Suprema de Justicia para expresar sus objeciones al reclamo de la provincia de Buenos Aires de ampliar el Fondo del Conurbano, porque entienden que puede “lesionar el financiamiento de las provincias”.

Así lo acordaron durante un almuerzo que compartieron este jueves en la Casa de Entre Ríos en la Ciudad de Buenos Aires, donde además conversaron sobre la necesidad de discutir con el Gobierno el reparto de los fondos coparticipables en el Congreso, cuando se trate el Presupuesto 2018 y la prórroga del impuesto al cheque.

Del encuentro participaron el anfitrión Gustavo Bordet (Entre Ríos), Juan Schiaretti (Córdoba), Carlos Verna (La Pampa), Gildo Insfrán (Formosa), Hugo Passalacqua (Frente Renovador de la Concordia – Misiones), Juan Manuel Urtubey (Salta), Roxana Bertone (Tierra del Fuego), Sergio Uñac (San Juan), Domingo Peppo (Chaco), Juan Manzur (Tucumán), Lucía Corpacci (Catamarca) y Sergio Casas (La Rioja).

También asistieron el vicegobernador de Santiago del Estero, José Neder, el candidato a gobernador de Corrientes, Carlos "Camau" Espínola -invitado para expresarle su total apoyo de cara a los comicios provinciales del 8 de octubre- y el jefe del bloque de senadores del PJ-FPV, Miguel Pichetto.

Luego de compartir un asado, los mandatarios provinciales brindaron una conferencia de prensa encabezada por Schiaretti, quien anunció que van a "solicitar a la Corte una audiencia" porque consideran que el reclamo de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, "puede lesionar el financiamiento de las provincias si prospera" en el máximo tribunal.

Vidal presentó un planteo a la Corte en contra de la ley que fijó un tope al Fondo del Conurbano, que está congelado en 650 millones de pesos desde 1996, y busca recibir el 10 por ciento de la recaudación por Impuestos a las Ganancias, lo que significaría 50 mil millones de pesos anuales para Buenos Aires, además de cobrar el retroactivo de los últimos años.

La Corte Suprema ya les corrió vista a las provincias para que presenten un descargo por escrito pero los gobernadores jugarán más a fondo: quieren una reunión cara a cara con el presidente del máximo tribunal, Ricardo Lorenzetti, para evitar un fallo favorable a Buenos Aires.

"Sostenemos que el lugar para realizar el reclamo no es la Justicia, eso se debe reclamar ante el Congreso Nacional", sostuvo Urtubey y enfatizó que "si se quiere modificar una situación de esta naturaleza hay que ir a una ley del Congreso y no pretender legislar a través de fallos judiciales".

El entrerriano Bordet sostuvo que "así el reclamo de Buenos Aires sea justo o injusto, no puede ser a costa de ingresos coparticipables para el resto de los distritos, porque eso generaría un profundo hueco fiscal" y apostó, al igual que su par de Salta, a que el conflicto se resuelva "desde la política y con conversaciones con el Gobierno nacional".

Los mandatarios hicieron números: Bordet sostuvo que si el reclamo de Vidal prospera, a Entre Ríos le costaría 3.600 millones de pesos, mientras que Schiaretti dijo que Córdoba perdería 7 mil millones, Bertone indicó que a Tierra del Fuego resignaría 1.000 millones y La Rioja 1.300.

"Nadie quiere que a la provincia de Buenos Aires le vaya mal, lo que sucede es que no queremos que se nos quiten más recursos de los que venimos perdiendo", agregó el gobernador de Entre Ríos.

En el mismo sentido se expresó Schiaretti durante la conferencia, al criticar la situación actual del reparto de fondos coparticipables y advertir que "es inconcebible que la Nación se esté quedando con lo que corresponde a las provincias y que lo ponga en la Ciudad y en la provincia de Buenos Aires".

El cordobés (que viene redoblando sus críticas a la administración del presidente Mauricio Macri) recordó que si bien el reparto de recursos desde ser de 42 por ciento para la Nación y 56 por ciento a las provincias (con un porcentaje mínimo que va al Ministerio del Interior) "hoy la Nación se queda con el 62 por ciento y las provincias con el 38".

"Queremos que esto cambie", sentenció Schiaretti al tiempo envió un mensaje directo al Presidente: "Las provincias queremos bajar impuestos distorsivos, pero para eso necesitamos que la coparticipación se aplique como corresponde y queremos plasmar estas ideas en el Presupuesto".

Por esa razón uno de los invitados al encuentro fue Pichetto, a quien le encomendaron la tarea de comandar a los senadores que responden a los mandatarios provinciales cuando empiece a debatirse el Presupuesto 2018 y la prórroga del Impuesto al Cheque, que vence en diciembre próximo y también es coparticipable. (Infobae)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas