SEGUINOS

EDITORIAL

“Gracias Mamá”

(Editorial) El poder político y económico, es muy hábil para ponernos entre la espada y la pared. Entre la vida y la muerte, como si fuese fácil determinar en medio de una “grieta” permanente que es lo mejor. Me asusta el simplismo con que opinamos o nos inducen a opinar como si una pañoleta nos acerca a algo bueno o malo: ni hablar de las reacciones que provoca porque con solo ponerte una de ellas automáticamente se despiertan instintos “asesinos” de descalificación entre unos y otros casi en la misma dimensión.👇

Así estamos en Argentina entre la Biblia y el fuego; entre los hipócritas que se sientan en un banco de iglesia y dudan. Y los que matan (perdón abortan) y hasta hacen un negocio y justifican en el nombre de las “violaciones” situaciones sociales “no programadas”.👇

Hoy en pocas líneas quiero contarles mi hermosa experiencia, quizás eso haya determinado que ame la vida ante cualquier otra propuesta y si estás leyendo esto con inteligencia es porque alguien también decidió que estés pleno y lleno de ¨respiración” o ¨soplos de vida¨.👇

Esa persona permitió que llegaras al nivel intelectual tan bello que estoy seguro: lo extenderías lo más que puedas si supieras como hacerlo porque es otra de las cosas que “no podemos determinar”. Pero sin dudas si alguien nos quitara por unos segundos o minutos la respiración me puedo ilustrar en mi mente la imagen de desesperación que cargará tu rostro pidiendo VIVIR un poco más.

Mi Mamá María Luisa, hace 46 años ya tenía un hijo y muy cerca vuelve a quedar embarazada en medio de una pobreza extrema. Sin información y sin un compañero que la pueda ayudar. Ese instinto de madre la llevó, teniendo la opción a mano (como se hacía en los viejos tiempos), a decidir defenderme en esas condiciones adversas. En unas pocas líneas es imposible contarles las enormes dificultades que como mujer valiente encaró en su vida con cinco hijos. Evidentemente el “chip” de dar vida es algo incorporado por mas tercer grado que puedan haber tenido. Amo lo que mi madre hizo por mí y por muchos de ustedes que hoy disfrutan de una intelectualidad que puedan discutir con argumentos quizás validos de una sociedad enferma que perdió la noción de su propio potencial.

Pienso siempre que alguien que emite una opinión a favor o en contra (así como se presenta) ya tuvo la oportunidad de nacer al decidir que llegue al mundo. Que dolor intimo podemos tener al gritar a viva voz “aborto sí” o el “yo decido con mi cuerpo” bajo banderas de “salud publica” cuando el Estado no tiene ni para comedores escolares o recorta planes todos los días? O me voy al otro extremo: donde con la hipocresía religiosa predican con dogmas? Yo sé que Dios es una relación que va más allá de las religiones y es personal. De frente a El día a día rindo mi balance: como verás soy de FE y por lo tanto abrazo la vida ante cualquier opción.

Mi madre valiente como muchas que no son condecoradas en las cámaras de Senadores o Diputados, representa la vida. Porque ella permitió que yo cumpla los sueños que planifico día a día extendida a mis bellos hijos Lautaro y Tiago (el legado de mi esposa y yo) permitirán extender ese plan con mis nietos y bisnietos. A quienes quiero verlos porque amo la vida y si pudiera asegurarme un día más…unos años más en perfecta lucidez lo firmaría ya. Alguno de ustedes que llegó hasta aquí sabe la fórmula? Entonces si no sabemos garantizar 24 hs más porque razón queremos determinar sobre toda una vida como la que estoy viviendo yo?

Respeto tu pensamiento, pero no lo comparto. Respeto la vida y me apena como ciudadano llegar a debatir sobre qué es lo mejor para mi querida Argentina. En lo personal no podría admitir siquiera escribirlo o tratarlo. Por lo pronto me animo a decir viva la vida! Viva mi madre y la madre de mis hijos que permitieron dar vida! Viva la vida, viva el amor por sobre cualquier postura porqué será lo que nos salvará de cada situación extrema que podamos decidir.

Gracias Mamá ♥️El poder político y económico, es muy hábil para ponernos entre la espada y la pared. Entre la vida y…

Posted by Jorge Carlos Kurrle on Sunday, July 8, 2018