SEGUINOS

NACIONALES

Gremios realizan un nuevo paro nacional contra la política económica de Macri

Las organizaciones sindicales vuelven a manifestar su rechazo a las políticas del Gobierno, al que exige reapertura de paritarias, suspensión de despidos y declarare la emergencia alimentaria, entre otras acciones.

Las distintas ramas de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA) y el gremio de camioneros, liderado por Hugo Moyano, se suman hoy al cuarto paro general del gobierno de Mauricio Macri, convocado por la central obrera Confederación General del Trabajo (CGT), que agrupa a los principales gremios del país. Los sindicatos de transporte público automotor y ferroviario adhieren a la huelga y se estima que la paralización de actividades podría ser amplia.

“El paro le va a mostrar al mundo que el pueblo le dice ‘No al FMI, no al presupuesto del FMI, no a los despidos, sí a la justicia social”, proclamó Hugo Yasky, secretario general de una de las ramas de la CTA, en la Plaza de Mayo. El dirigente sindical denunció “la emergencia social y educativa” que vive la Argentina y pidió que se apruebe una ley “antidespidos”.

Pablo Micheli, líder de la otra rama de la central obrera, llamó al Gobierno a evitar el ajuste y abrir una nueva ronda de negociaciones salariales paritarias para equilibrar los sueldos con el ritmo creciente de inflación, y brindar “un aumento de emergencia a los jubilados y pensionados”. “O se cae este modelo económico o estos tipos dejan el Gobierno”, advirtió.

Los sindicatos que forman parte de la CGT no participaron en las manifestaciones, en una señal de la crisis interna dentro del sector gremial. Ambos líderes de la CTA llamaron a la unidad sindical. “Hay que estar cada día más juntos”, instó Micheli.

Macri no se encuentra en el país porque el sábado partió a Estados Unidos para mantener reuniones con inversores y mandatarios y hablar mañana ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, en momentos en que se define un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). “El presidente debe tener las piernas entumecidas por estar mucho tiempo de rodillas (…). Este no es el patio trasero de Estados Unidos”, alertó Yasky.

Numerosos gremios decidieron unirse a la huelga nacional, entre ellos los de transporte público y camiones, aeronavegación, educación, salud, entidades bancarias, justicia, puertos y comercios.

La respuesta del Gobierno

El Gobierno, en tanto, considera que “no es el momento” de realizar una huelga. “Respetamos el derecho constitucional que tienen los gremios de hacer huelga. Seguimos pensando que no es el momento adecuado, estamos haciendo un esfuerzo colectivo con empresarios y trabajadores para superar esta crisis”, declaró el ministro de Producción, Dante Sica. “La actividad está cayendo y tenemos que empezar a recuperarla”, afirmó.

Sica confirmó que el gobierno trabajará para “permitir la libre circulación” de vehículos particulares. “Todos estamos haciendo un esfuerzo colectivo, empresarios, trabajadores, gobierno nacional y gobiernos provinciales, para superar esta crisis”, resaltó el ministro, que reconoció que el cese de actividades “es un derecho constitucional que tienen las organizaciones sindicales y los trabajadores para usarlo”. (Perfil.com)

Descargar Semanario Seis Páginas