SEGUINOS

POSADAS

Habrían ordenado matar al sicario del aduanero Sánchez

El inquietante dato llegó a oídos de los policías que investigan el crimen cometido el pasado 28 de febrero en la localidad de Bernardo de Irigoyen. El hecho de que se intente ahora matar al asesino no haría más que confirmar que se trató de un crimen por encargo.


La misma persona que en su momento habría contratado a un joven para asesinar al jefe del resguardo aduanero de Bernardo de Irigoyen, Gabino Sánchez, ahora habría contratado a otro individuo para eliminar al autor material del crimen y así evitar una posible confesión en el que caso de que la Policía lo halle.


 


El inquietante dato llegó a oídos de los investigadores hace aproximadamente dos semanas. En forma silenciosa, el director de Inteligencia, el comisario general Ramón Vázquez, volvió a instalarse en Irigoyen en busca de datos que permitan confirmar la versión.


 


Casi tres meses pasaron del homicidio la Policía todavía no pudo identificar al asesino ni la posible hipótesis de un crimen por encargo, tal como lo había denunciado la cúpula de la Aduana. Se basan fundamentalmente en que Sánchez fue obligado a acostarse en el piso y pese a que no se resistió le dispararon en la nuca, provocándole la muerte casi en forma instantánea. El asesino huyó llevándose sólo el teléfono celular de la esposa del aduanero.


 


La Policía detuvo a varias personas, pero nunca pudo probar que tuvieran vinculación con el asesinato, motivo por el cual fueron liberadas.


Sánchez se había hecho cargo de la Aduana de Bernardo de Irigoyen en enero de 2007 y rápidamente descubrió una serie de maniobras que les permitían a exportadores e importadores eludir el pago de millonarios gravámenes. Al menos en un caso Sánchez denunció el hecho ante el Juzgado Federal de Eldorado, pero la causa recién fue impulsada por la Fiscalía tras el homicidio.


 


En el caso también trabajan agentes de la Secretaría de Inteligencia del Estado, que rastrean posibles llamados que se realicen con el teléfono celular sustraído a la esposa del aduanero. El aparato fue activado por algunos minutos en Semana Santa en la zona de San Antonio y luego volvió a enmudecer.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas