SEGUINOS

Misiones en Baires

“Hacer trabajar a los niños es un delito en nuestro país”, dijo Tomada

El ministro habló durante un acto en que se conmemoró el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, donde anunció la incorporación de argentina a una campaña mundial de la OIT contra el trabajo infantil.

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, encabezó el acto de conmemoración por el Día Mundial contra el Trabajo Infantil. Junto a la presidenta de la CONAETI, Pilar Rey Méndez; la responsable de Programación y Cooperación Técnica de la OIT, Alejandra Pángaro; el representante de UNICEF en la Argentina, Andrés Franco; presentó el Manual de Formación para Equipos de Salud: Trabajo Infantil y su Impacto sobre la Salud; y el material de la campaña mundial de la OIT: Tarjeta Roja Al Trabajo Infantil, a la que se sumó nuestro país.
Tomada agradeció el compromiso sistemático tanto de la OIT como de la UNICEF, y reivindicó la articulación con todos los actores sociales, destacando que “este trabajo necesariamente es un producto colectivo”.
Luego remarcó que “desde el 25 de mayo de 2003, el Gobierno nacional ha puesto como norte el Trabajo Decente. Y no hay nada más alejado de eso que el Trabajo Infantil. Y agregó que “el trabajo infantil no retrocedió ni por casualidad ni por una medida puntual, lo que se hizo fue impulsar políticas de protección social, promulgar leyes como el Estatuto del Peón Rural, el Régimen de Empleados de Casas Particulares, la ley de Promoción de Trabajo Registrado, la penalización del trabajo infantil, y militar mucho contra esta problemática”.
El Ministro indicó que “el trabajo infantil es la forma más perversa de trabajo no registrado y afecta todos los derechos de la infancia, por ello hacer trabajar a los niños es un delito en nuestro país”.
“La salud de un chico se ve severamente afectada cuando su cuerpo es sometido a tareas laboriosas desde la temprana edad, provocándole daños irreversibles que interfieren en su desarrollo y que a futuro seguramente le generarán impedimentos para obtener trabajos calificados y bien remunerados en su etapa adulta”, agregó el titular de la cartera laboral.
Finalmente Tomada concluyó contundente: “Hay que decirle NO al Trabajo Infantil en una nación como la Argentina.”
Rey Méndez afirmó que “desde el 2005 la CONAETI se ha incorporado al sector salud, y eso contribuyó fuertemente en la disminución de los índices de trabajo infantil en nuestro país”. Y agregó que “se ha terminado de diseñar un circuito de información para la detección de trabajo infantil para informar de manera automática e inmediata tanto al Ministerio de Trabajo como al de Salud”.
Pángaro indicó que “está claro que la batería de políticas implementadas han dado sus frutos”, y subrayó que “para la OIT la Argentina es un modelo a seguir en tanto inclusión social”.
Franco expresó el reconocimiento al Gobierno argentino por reducir los índices de Trabajo Infantil, “gracias a ello muchísimos niños han dejado de trabajar para dedicarse a jugar y estudiar, es decir se dedican a ser niños”. Y añadió que “las políticas públicas son exitosas, cuando vemos las cifras que hoy la Argentina muestra al mundo”.
Previo al acto en la sede laboral, el ministro Tomada participó de un acto en la Casa del Bicentenario, organizado por la UNICEF.
El manual constituye el primer material en el país pensado para los equipos de salud, con estrategias y herramientas de abordaje del trabajo infantil. Responde al propósito de mejorar los saberes e intervenciones de los equipos de salud que atienden a las comunidades para sumarlos a las respuestas integrales a la problemática.
El material se desarrolló en la Subcomisión de Salud y Trabajo Infantil de CONAETI, con el apoyo de las Agencias PNUD, UNICEF y OIT, con conocimientos que evidencian los impactos del trabajo en la salud y el desarrollo infantil y las posibles líneas de abordaje para sensibilizar y mejorar la detección, registro, notificación y respuesta a los casos de niñas, niños y adolescentes que llegan al sistema de salud con problemas asociados al trabajo, lo que históricamente ha sido invisibilizado.
Desde 2009 se vienen realizando actividades de capacitación con los equipos de salud en las provincias, en un proceso continuo de involucrar al sector salud a la acción en pos de la prevención y erradicación del trabajo infantil.
El trabajo infantil es una problemática social compleja que vulnera los derechos de la niñez. Los niños que trabajan sufren un desgaste físico y psíquico que afecta su salud, deteriora sus capacidades y potencialidades y, consecuentemente, abandonan la escuela o faltan frecuentemente a clases y repiten de grado.
Se entiende por trabajo infantil toda actividad económica y/o estrategia de supervivencia, remunerada o no, realizada por niñas o niños, por debajo de la edad mínima de admisión al empleo o trabajo (16 años) o que no han finalizado la escolaridad obligatoria o que no han cumplido los 18 años si se trata de trabajo peligroso.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas