SEGUINOS

POSADAS

Hacia un nuevo año con institucionalidad, crecimiento y transformaciones

La designación de autoridades legislativas marcó un nuevo paso de institucionalidad en Misiones, en tanto que el crecimiento económico experimentado es no sólo confirmado por consultoras privadas sino que se avanza hacia un 11% final para este 2010. Que se transforma también en la víspera de finalización de la represa Yacyretá y las modernas transformaciones urbanísticas de Posadas y sus vecinas Garupá y Candelaria.

La reelección del ex gobernador Carlos Rovira para una cuarta gestión al frente de la Cámara de Representantes supone una ratificación de apoyo a la gobernabilidad del primer mandatario Maurice Closs, en un año electoral cuya antesala ya ha llevado a modificar criterios a un sector de la oposición que con mucha anticipación definió candidaturas. Más aún llegó a verse algo por demás inédito que el ahora denominado “peronismo federal”, que expresa la visión derechista del justicialismo más ortodoxo y está expresado en dos diputados puertistas, avalara la nominación nada menos que de un socialista. Para la titularidad de un Poder en el que el oficialismo tiene su mayoría, por haber sido la fuerza que logró casi el 51% de los votos en las últimas elecciones del 2009, ratificando además la gestión de Closs.



Pero para un pequeño grupo opositor la atracción de las generales del año próximo llevó a votar por candidatos simbólicos, con tal de diferenciarse. Aunque más de uno reconoció que numerosas leyes sancionadas habían tenido origen en la oposición. No todas las leyes, se quejó un legislador y citó a dos no aprobadas, como si desde este ámbito no pudiera tolerarse el pensamiento diferente en el caso de la ley de Lemas –el caballito de batalla de los últimos tiempos-.



Debieron admitir también que acompañaron iniciativas del oficialismo, concretamente proyectos de ley del presidente de la Cámara, porque beneficiaban a Misiones. “Hay circunstancias políticas”, señaló un diputado que no alcanzó a sincerarse y buscó desviar la atención hacia una supuesta intención de lograr “la suma del poder” por parte del oficialismo.



No fueron más que algunos “chisporroteos” que, cual fuego de chala, se consumieron a poco de ser encendidos. Todo discurrió luego en el cauce normal del debate legislativo que se inauguró con la presidencia de Rovira y se mantiene por tercer año consecutivo. En este caso se lo eligió para un cuarto mandato, con 30 votos de los 40 diputados, correspondiendo también las vicepresidencias a los opositores Diego Sartori y Ricardo Biak, para un segundo mandato. Ambos legisladores como lo hicieron quienes mocionaron a Rovira habían señalado la capacidad de gestión del ex mandatario, las leyes sustantivas sancionadas, muchas de ellas de su iniciativa, el clima de respeto reinante en la Cámara y hacia la oposición.



“Asegura la gobernabilidad” destacaba de su parte el gobernador Maurice Closs, quien junto a la vicegobernadora Sandra Giménez llegó a la Cámara para destacar la gestión de su predecesor y la voluntad de los dos Poderes del Estado –Ejecutivo y Legislativo- de asistir al tercero, el Judicial, a fin de acercar la Justicia a la sociedad. Calificó de “histórica” la designación en una sola sesión de 17 magistrados y funcionarios.



 



Es que la designación de recursos humanos y mayor distribución del servicio en las circunscripciones del interior de la Provincia, se sumaba al mayor presupuesto asignado para el 2011 –en un progresivo incremento de partidas-. Es que el crecimiento económico de la provincia y la mayor recaudación tributaria ha permitido incrementos presupuestarios sustantivos que posibilitan “cumplir con los sueños de los misioneros”, al decir del director de Rentas Miguel Arturo Thomas. Ratificaba así el crecimiento económico de este año. Evaluación a la que también arribaban desde el sector privado, investigadores ajenos como los de la Cámara Argentina de Comercio.



Un crecimiento que ha permitido sumar mayor valor agregado a las materias primas, avanzando inclusive en busca del autoabastecimiento alimentario. Es que la gestión provincial que se sucede desde el 2003 ha cambiado paradigmas: de provincia marginal y de servicios, a central en la integración regional y con impronta colocada en la producción agraria e industrial. Cambio de paradigma que ha alcanzado a una obra binacional como Yacyretá, cuya gestión fue encomendada al misionero Oscar Thomas para llevar adelante una política diametralmente opuesta a la seguida hasta ese entonces.



Porque en los últimos 7 años, con el relanzamiento de las obras y la comprometida finalización de la represa, se avanzaron profundas y modernas transformaciones en Posadas y sus ciudades vecinas, con inversiones millonarias. Obras llamadas complementarias que hoy por hoy son centrales en el desarrollo urbanístico, de la zona de influencia de la represa.



Una modernización de la capital misionera que pasó inadvertida para los opositores que se adueñaron con falsa mayoría de la conducción del Concejo Deliberante y protagonizaron una de los peores períodos del Departamento Legislativo, con ausencia de cuestiones que interesaran a la sociedad. Llegaron a estar ausentes hasta en el plan estratégico propuesto a la participación ciudadana para los próximos años. Ahora también aquí hay un golpe de timón, con el acompañamiento de ediles de la oposición, el oficialismo alcanzó una mayoría decisiva y si bien avaló que la presidencia quedara en manos de un edil que pertenece al partido de Macri, lo hizo en el consenso de trabajar de ahora en más en la recuperación de la institución para ponerla al servicio de la gente. En  tanto mostraron sus verdaderas intenciones los opositores que quedaron a partir del último viernes, en minoría: integraron un frente electoral municipal para el 2011.




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas