SEGUINOS

POSADAS

Hambre Cero: los padrinos sólo acompañan

No deben efectuar ningún desembolso, no significa invertir dinero, el padrinazgo del Hambre Cero es hacer un seguimiento y control de la asistencia que el Estado le da a los niños desnutridos identificados por el programa. “Sólo se les pide 10 horas mensuales de acompañamiento al niño o a su familia, supervisando que efectivamente realice los controles médicos que se le ordenan, que siga el tratamiento que se le prescribe”, explicaba Rosalía Moyano, directora de Acción Social de la Municipalidad de Posadas.


Manifestó que “se trata de una cuestión delicada pero no va más allá de esta cooperación que se solicita a las familias posadeñas. Los invitamos a acercarse a la Municipalidad, segundo piso, donde funciona Acción Social o bien llamar al teléfono 449039. Los padrinos que se eligen residen en el mismo barrio que el niño al que asistirán, porque en todos los vecindarios hay niños desnutridos”, agregó.



 


En tanto, el programa en sí contempla una primera etapa de atención de niños y jóvenes de 0 a 18 años y una segunda destinada a personas de más de 60 años y discapacitados. De tal modo desde este 1º de julio, se empiezan a tipificar los casos de desnutrición encontrados, planificación de estrategias y acciones para los próximos 30 días. Es en este período en el que se ponen en funcionamiento los padrinazgos. En tanto que para el 1º de agosto está previsto un diagnóstico de situación de los niños, asistencia a los controles y resultado de las acciones encaradas. Para el 1º de diciembre, en cambio, se programa un informe sobre el estado de situación de todo el programa.


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas