SEGUINOS

POSADAS

Hambre Cero: proponen crear el Consejo Provincial de Participación y Control Social

Con el propósito de aportar al programa Hambre Cero implementado por el Gobierno provincial, el diputado Mariano Díaz propuso la creación del Consejo Provincial de Participación y Control Social para la iniciativa que busca la erradicación de la desnutrición. El legislador manifestó en los fundamentos del Proyecto la necesidad de generar “la participación e involucramiento de la sociedad civil en acciones llevadas adelante por el Estado” en la provincia, “creando mecanismos de transparencia y permitiendo rescatar con acciones reales, concretas, los valores de solidaridad”.

“La creación del Consejo Provincial de Participación y Control Social para el Hambre Cero, involucra a las máximas autoridades del Gobierno Provincial- Ministros de distinta áreas, Legisladores – y los sectores de la sociedad civil con la finalidad de proponer, coordinar y monitorear las acciones (programas, presupuesto, beneficiarios etc) para lograr el objetivo de “Hambre Cero” en Misiones, y al cual nos ponemos a disposición para aportar con nuestro compromiso y esfuerzo en pos del logro de estos objetivos”, expresa el texto en los fundamentos.



El legislador observó que “al ser los Intendentes los ejecutores del programa en cada uno de los Municipios, me parece adecuado también ejercer la participación de la sociedad en este ámbito, fundamentalmente en lo que hace a la determinación de los beneficiarios y su permanencia en el programa, además de evitar cuestiones clientelares y brindar transparencia a las acciones”.



Díaz reafirmó que “es fundamental, y como ya lo hemos planteado en la oportunidad de presentar el Proyecto de Ley “”Programa Hambre Cero”, que la lucha contra la pobreza tenga un fuerte respaldo desde el Estado y para ello se debe destinar presupuesto, por que es una cuestión conceptual. Se debe discutir la distribución del Presupuesto Provincial a partir de las prioridades sociales y productivas”.



Otro aspecto es que “la lucha contra la pobreza como política de Estado debe ser integral, por lo tanto, se debe plantear no solo la exigencia de estudio de los hijos y de atención primaria de la salud de toda la familia, sino también la capacitación de los adultos del grupo familiar tanto en lo laboral (atendiendo a la zona en la que viven), como en la formación ciudadana a partir del reconocimiento de sus derechos”.



Finalmente el legislador socialista expresó que “se deben aceptar los aportes, e involucrar a la sociedad civil, recibir criticas y sugerencias que tengan como finalidad el mejoramiento de las condiciones de vida de los misioneros, por ello valoramos en ese marco, lo manifestado por el sacerdote Alberto Barros y creemos que esto no debe ser motivo de presiones de ninguna índole, sino un aporte para el logro de una visión mas exacta de la realidad respecto al impacto de estas políticas en la población”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas