SEGUINOS

POSADAS

Hambre Cero: una pequeña se recupera pero faltan más padrinos

La pequeña Angélica Mancuello se recupera mediante la asistencia del programa Hambre Cero, /c6 es el padrino. Es una chiquita de 4 meses, la novena hija de una familia que vive en la zona del Hipódromo Viejo, calles Paraná y Carlos Linneo, en una precaria vivienda de madera, en la que el frío se mete entre los costaneros. Pero donde una mamá, Epifania de 49 años se afana por recuperar a su bebita y hasta se siente acompañada en el desafío de criarla -tiene Síndrome de Down-, por la presencia del Canal. “Demasiado me hallo porque ustedes vienen”, cuanta esta madre que se alegra con la subida de peso de la bebé. “”La doctora me dijo que se está recuperando bien de 3,800 kilos pasó a 4 kilos. Sube despacio, pero sube”, relata al dar cuenta de sus idas al Hospital de Fátima. Donde, sin embargo, no pudo encontrar a la nutricionista. “La primera vez me dieron turno a las 6 de la mañana pero no puedo ir a esa hora porque no entra el colectivo y tengo que ir hasta la ruta demasiado temprano a las 4:00 por lo menos. Después me fui otras dos veces pero me dicen que la nutricionista no había ido y entonces no me podían dar turno”, señala.

Así y todo está muy reconocida por la asistencia de Salud Pública que está recibiendo. Mabel Rodríguez la promotora del Caps 20 es la que se llega hasta la casa y verifica los controles de la niña. Andrea Yablonski, asistente de Desarrollo Social comenta que están gestionando “un documento para Epifania, porque es paraguaya, no lo tiene y así no puede recibir asistencia del Estado. También se está viendo de incluirla en el Plan Techo, y ver de mejorar su vivienda, incluyendo un baño”. La casita tiene un solo ambiente y todos duermen en una cama. “Los abrigo bien a los chicos por el frío”, dice esta mamá que llevó a su niña al Hospital porque tenía bronqueolitis. De la que se recuperó, pero fue a partir de allí que empezó su rescate a través de la inclusión en el programa Hambre Cero.


 


Como ella hay chicos para rescatar. Los responsables del programa dan cuenta que siguen faltando padrinos. Es decir, esas personas de la sociedad que se quieran hacer cargo de un niño para hacerle los controles desde fuera de la estructura del Estado, de modo de asegurar que efectivamente se recupere.


 


 


 


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas