SEGUINOS

POSADAS

Hasta los días de lluvia la reserva El Puma tiene visitantes

Lo señalaba Nicolás Quintana en declaraciones exclusivas a /6d, indicando que así ocurrió el domingo cuando el mal tiempo no disuadió a los visitantes que se acercan a ver los animales que se asisten en el Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre que funciona allí. Y donde hay dos recién nacido, un venado que todavía permanece en la clínica y no se ha podido reunir con la mamá que tuvo un parto complicado y necesita cuidados especiales. Y un gato moro que una familia encontró en la ruta 12, en territorio de Corrientes, cuando el animalito tenía entre 15 y 20 días.

El parque está abierto de martes a domingo de 9:00 a 18:00, porque los lunes son días de mantenimiento y reparaciones. “Por suerte tenemos muchas visitas porque eso también ayuda a reunir un poco más de recursos justamente para darles todavía mejor atención a los bichos”, comenta Quintana. Recuerda que los adultos pagan 10 pesos por persona y los menores de 6 años “un peso. Porque queremos que desde chiquitos tomen conciencia que tenemos que cuidar a los animales”.
Confirma que hay un gasto importante en “alimentos; frutas, verduras y en el caso de los carnívoros, carne. Por suerte, supermercados California nos dona dos veces por semana tripa, y eso es de gran ayuda”.
Todavía no está la fosa de la gatera
Da cuenta también que todavía no están los yaguaretés en la fosa de la gatera, dodne sólo puede verse a la pantera. “Esto es así porque se está terminando de construir un vallado que asegure en un 100 por ciento que los animales no van a salirse de allí, porque observamos que trepaban las pareces de la fosa”.
Agregó que el propósito del Centro es devolver a los animales a su hábitat natural. “Pero no siempre se puede, porque una vez que se acostumbraron a que los alimentemos desde chicos, como ocurre con las crías de los gatos tiricas que debimos alimentarlos aquí y entonces deberán permanecer porque ya no saben manejarse en forma independiente en el monte”.
Comenta que el último animalito recibido es un tatú: “nos llamaron los obreros de la Costanera para informarnos que habían encontrado un tatú. Lo trajimos y lo estamos cuidando”.
Quintana confirma que en temporada escolar, las mayores visitas son de las escuelas a cuyas delegaciones “cobramos una entrada más baja todavía”. Y señala que “a los chicos lo primero que les interesa ver son los monos. Justamente por las monerías que hacen. Y después quieren ver los yaguaretés”.
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas