SEGUINOS

PROVINCIALES

“Hay que tener una mayor paciencia para enseñar a los adultos mayores”

Así lo aseguró la docente Mariela Da Luz, quien da clases en un Centro de Adultos donde enseñó a leer y escribir a varias personas. La historia que trascendió fue la de don Vicente, un hombre de 81 años que es de Tucumán pero hace un año vive en Leandro N. Alem. “Él no nunca pudo ir a la escuela porque tuvo que ir a trabajar con su papá y después tuvo otra prioridades como su familia”, comentó. 

Mariela Da Luz – docente

#AHORA en #C6Digital: entrevista telefónica con la docente, Mariela Da Luz.Noticiasdel6.com RadioMisiones.com SeisPaginas.com

Posted by Canal Seis Posadas on Monday, October 8, 2018

Vicente se animó a emprender el camino de la educación luego de que su nuera le comentara sobre la historia de María, una mujer de 58 años, que había prendido a leer y escribir, despertando el asombro de sus hijos. “Él empezó a comienzos de año y ahora ya tiene un nivel de lectura de primer grado. Tiene algunas dificultades que va a ir mejorando con la práctica”, explicó la educadora.

Además, comentó que con su auto “lo paso a buscar a su casa y también lo llevo después de clases, porque le cuesta movilizarse. Veo en él muchas ganas y entusiasmo al igual que el resto de las personas grandes”.

Remarcó que “hay que tener paciencia porque ellos demandan una enseñanza más personalizada y con más seguimiento. Pero no es difícil darles clases porque tienen mucho entusiasmo y ganas. A Armando lo veo muy feliz”.

Situación económica “mala” que obligó a los jubilados a salir a trabajar

Da Luz aseguró que varios de sus alumnos en la Escuela de Adultos, debieron dejar el estudio para volver a salir a trabajar debido a que sus jubilaciones no les alcanza para vivir. “Hay un problema grave con los más humildes, que es que no les alcanza el dinero para llenar la olla, no tienen para comer porque se dispararon mucho los precios y los servicios”, acentuó.

Contó que varios abuelos empezaron a ocupar puestos de sereno para poder tener mayor ingreso de dinero. “Es complicado. En mi caso, tuvo que hacer recortes. Ya no se sale a pasear con la familia, se deja de gasta en ropa. La plaza ya no alcanza”.

Descargar Semanario Seis Páginas