SEGUINOS

ESPECIAL

Historia de vida: la ceguera no lo limita y pone en alto su voz detrás del micrófono

David Babi es licenciado en historia, se recibió  el año pasado en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Misiones. Oriundo de Concepción de la Sierra, nació con discapacidad visual, y llegó a Posadas para estudiar y seguir con su pasión: la radio. Actualmente es estudiante de la carrera de locución en el Instituyo Montoya y fue por más, creó su propia radio web y sale al aire todos los días en distintos programas.

“La Subversiva Radioweb la creamos con Matías López y se sumaron un montón de compañeros que aportan, la sostienen y circulan por acá. Gente a la que quiero y aprecio. Esto tiene que ver con el concepto de la nueva antena, salimos por streaming para todo el mundo, a un click lo pueden escuchar desde cualquier lugar”, comentó.

Algunos de sus programas en la radio son “La catapulta” y “La noche es nuestra”: una propuesta donde todos los integrantes son ciegos. “Siempre hice radio, desde muy chico como un hobby, nunca entendí el comportamiento del público, no sé cómo se consiguen oyentes, tampoco como se gana en el negocio de la publicidad. A los 3 años cantaba en la radio más popular de Concepción de la Sierra, me brindaban mucho espacio. A los 8, 9 años contaba chistes en otra”, contó.

Otro medio que incursionaría sería la gráfica aunque aseguró no tener la formación suficiente para lograrlo. Afirmó que “tendría que estudiar comunicación o periodismo en algún momento, en La Plata, Rosario o Cuba. Pienso estudiar lejos de Misiones”.

Mediante una extensa entrevista, David dio a conocer que “le da placer pasar los dedos sobre una hoja en braille, una de las claves de la vida es descubrir las pasiones, que a uno lo motivan para seguir vivo. Tenemos que darle el sentido a la vida y laburar en un sistema como este. Además ganar plata para poder vivir y está bueno trabajar de algo que te guste. Si podes hacer eso sos un privilegiado”.

“Las personas ciegas tenemos un desafío, aunque no me gusta esa palabra porque me parece cliché, como superación y ejemplo. Son tres palabras que me han repetido  como que yo soy esas cosas. Muchas veces me han usado como ejemplo de meritocracia, que soy una persona ciega, de clase media, hijo de  dos docentes”, expresó.

Descargar Semanario Seis Páginas