SEGUINOS

REGIONALES

Homicidio de ganadero misionero en Corrientes: se entregó uno de los prófugos

El caso por el asesinato del productor yerbatero y ganadero Héctor Sartori registró una novedad cuando un sospechoso que estaba prófugo decidió entregarse ante las autoridades correntina. Se trata de Andrés Genes, quien es apuntado como presunto ideólogo del asalto en el que el misionero fue brutalmente golpeado hasta la muerte.

Con la detención de Genes falta una sola pieza en el rompecabezas: atrapar al prófugo restante, Félix Amadeo Rosales, sindicado como autor material del asesinato.

El sujeto buscado, también conocido como “El Porteño”, sería un “peso pesado” en el mundo criminal y se estima que es un delincuente peligroso que gusta de utilizar armas de fuego y lastimar a sus víctimas. Justamente el prófugo está apuntado como quien golpeó a Sartori, valiéndose de una llave francesa con la que dio fin a la víctima, la cual estaba en un completo estado de indefensión por encontrarse atada a un poste al momento de su muerte.

Al estar vinculado a la macabra tortura, Rosales figura en el expediente como imputado por “homicidio en ocasión de robo; homicidio doblemente calificado (por ensañamiento y criminis causa) en calidad de coautor y portación de arma de fuego de guerra, sin la debida autorización legal en calidad de autor, todo en concurso real”.

El asesinato de Sartori habría sido el resultado de un rumor, que llegó a oídos de los delincuentes, de que el productor de 74 años guardaba la suma de 10 millones de pesos en su estancia ubicada cerca de la localidad de Felipe Yofre.

Es así que los malvivientes, en diciembre de 2015, llegaron en grupo al lugar. Primero maniataron a un empleado y a su hijo, luego atraparon a Sartori quien, sin embargo, se habría resistido.

En medio del forcejeo, uno de los delincuentes habría accionado accidentalmente su arma y mató a un presunto cómplice: Juan Carlos Miérez, quien en el pasado trabajó para el yerbatero y cuyo cuerpo estuvo en calidad de NN durante bastante tiempo.

Sin embargo tras identificarlo, los detectives de la División Homicidios de la Dirección de Investigación Criminal, ataron cabos y realizaron una gran cantidad de operativos en distintas partes del país. En ese marco es que se aprehendió a los dos primeros sospechosos: Alfredo José Alegre, apresado en Corrientes, y Raúl Alejandro Ibarra, capturado en la provincia de Chaco, sobre quienes pesa un firme procesamiento. En varias oportunidades fueron hacia Buenos Aires, al partido de Lomas de Zamora, en busca de Rosales. Pero no habían logrado dar con él, por lo que se emitió un pedido de localización ante INTERPOL. (época)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas