SEGUINOS

Opinión

Hoy, quien cuida a los buenos…/Dr. Mario Armando Barrera

Buenos días, un nuevo encuentro. Hoy, quien cuida a los buenos…Quien cuida a los buenos… quien cuida, a quienes nos cuidan…Hace unos días leía un informe de diferentes entidades que expresaban su preocupación por la salud del personal encargado de cuidarla y/o restablecerla, la salud, valga la redundancia, sobre todo por los médicos…

El síndrome de Burnout, o el síndrome del quemado… En palabras fáciles se dice que, un síndrome es un conjunto de signos y síntomas, que caracterizan o definen a una determinada enfermedad. Dicho de otra forma, son las “cosas” que “sienten” o se “ven” en las personas que están enfermas.

Este síndrome de Burnout o de la cabeza quemada, se caracteriza por falta de energía, cansancio constante, desanimo, irritabilidad, mal humor, trastornos del sueño, conflictos recurrentes con los demás y el entorno, con marcada disminución del rendimiento laboral.

Antes lo padecían algunas especialidades críticas, como lo son el personal de Terapia Intensiva, Unidades Coronarias, Emergencias, o de consultorio como la Psiquiatría. Hoy todo el personal de salud, está expuesto y de alguna manera lo sufre en mayor o menor medida.

No solo por ser médico, pero creo, entiendo y así lo vivo, no existe profesión más noble que la de cuidar del otro. Es un continuo servicio, estar al servicio del otro… El dolor hermana, no hace distinciones, lo que te hace diferente es la actitud de servicio…

Lo que te hace diferente, es no olvidar tus raíces, saber de dónde vienes… recordar el sacrificio de muchos (sobre todo la familia) para llegar a ser un Doctor…

Cuando uno se pregunta, quien cuida a quienes nos cuidan, la respuesta debería ser sin dudar, todos!!! Los empleadores públicos o privados, los pacientes y sus familias, los amigos y nuestra propia familia…
El mundo ha ido cambiando aceleradamente, más rápido de lo que nuestra mente puede comprender, la tecnología avanza de tal forma que lo de ayer no sabemos si nos servirá mañana!!!

Hasta no hace mucho tiempo, los médicos eran en el estrato social referentes, periodistas, jueces de paz, personas que con su accionar cambiaron el rumbo de los pueblos… Por aquel tiempo era muy difícil alcanzar una carrera universitaria, ser médico, abogado, ingeniero… Era el orgullo familiar, era el producto de un esfuerzo familiar.
Muchos de esos profesionales, han tenido una vida de privaciones y sacrificios… Vida de estudiantes!!!
Sin embargo, cuando preguntas, sin dudas lo volverían a hacer…

Ser médico es una forma de vida, nos hace inmensamente felices estar al servicio del otro, cuidar, acompañar y si se puede curar… la facultad, nos enseña, nos prepara para el éxito… nos enseñan que haciendo determinados diagnósticos y aplicando determinados tratamientos alcanzaremos la cura, nos advierten de las complicaciones y como tratarlas… pero nadie nos dice que a pesar de seguir todo eso podemos fracasar… Es una carga muy pesada, con la que debemos convivir el personal de salud… sumado muchas veces al maltrato, hace que los profesionales se vean minados en su rendimiento.

No es una defensa corporativa, los hay buenos y malos, como en todos los ámbitos de la vida… pero creo que los buenos son los más!!!

Es una responsabilidad social, cuidar a quienes nos cuidan, para que puedan brindar lo mejor de sí… para que aquellos que son los pacientes y los familiares, aun en el peor de los resultados, estén tranquilos que todos hicieron lo mejor…

Todo comienza, con las palabras mágicas, buen día, por favor, muchas gracias… 

Dr. Mario Armando Barrera.
Neurocirujano Infantil.
Especialista en Pediatría.
Post grado en Atención Primaria de la Salud.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas