SEGUINOS

POSADAS

Hubo duros cruces y el Jurado rechazó nulidades

El Jurado de Enjuiciamiento resolvió pasar a un cuarto intermedio -el tercero de la segunda jornasda de debate- haciendo lugar al pedido de incorporación de nuevas pruebas, después de rechazar en sucesivos acuerdos planteos y recusaciones de las defensas de los jueces Horacio Gallardo y José Luis Rey. En la segunda jornada del proceso de destitución de ambos magistrados, hubo duros cruces entre éste último y el abogado José Jacobo Más con el Procurador Miguel Piñero, quien los acusó de dilatar el Jury con una serie de planteos. También se decidió incorporar algunos nuevos elementos de prueba ofrecidos por los defensores y el acusador.

“El tiroteo recién comienza mañana”, dijo en tono de broma el juez de Instrucción José Luis Rey en la jornada inaugural del jury que podría acabar con su carrera judicial y la de su colega, Horacio Gallardo. Su anuncio se cumplió este jueves, cuando las defensas plantearon una serie de nulidades y reiteraron medidas de prueba que en su momento el Jurado rechazó por falta de fundamentación.


El abogado José Jacobo Mass, defensor de Gallardo, insistió con el pedido de nulidad de una resolución por la cual se rechazó la recusación de los miembros del Jurado. Para Mass, todos los miembros del Cuerpo se habían convertido en denunciantes al impulsar el proceso de destitución.


Para el Procurador, el planteo sólo buscaba ganar tiempo y pidió que fuera rechazado. “Con este tipo de planteos buscan que caiga el plazo previsto para la destitución”, dijo.


Fue el juez Rey quien salió al cruce de la acusación de dilatación. Dijo que “ninguna de las defensas interpuso medidas que busquen dilatar el proceso” y aclaró que “no aceptamos la integración de este Jurado y creemos que deben ser los miembros suplentes quienes deben resolver este planteo porque sino caeríamos en el dislate que sería el mismo jurado cuestionado quien resuelve sobre su legitimidad”.


El jefe de los fiscales dijo que en el proceso eran los jueces acusados quienes debían demostrar su inocencia y pidió que los planteos sean rechazados por improcedentes. Además, reiteró que el Superior Tribunal de Justicia no actuó como denunciante, sino que sólo cumplió con su obligación legal de impulsar la investigación como cabeza del Poder Judicial.


Tras deliberar poco más de media hora, el Jurado rechazó los planteos y sostuvo que sus miembros estaban convalidados para actuar. Ante esta situación, los defensores hicieron un planteo de revocatoria.


Rey sostuvo que ese proceso de destitución fue disparado invocando el Artículo 23 de la Ley 651, que fue derogada en el Digesto Jurídico que está en vigencia. “El artículo 23 sostiene que el STJ puede promover el Jurado de Enjuiciamiento basándose en la Ley de Enjuiciamiento de Funcionarios y Magistrados y en las leyes procesales”, explicó Rey. “Ahora si ellos no fueron denunciantes, este proceso no debería existir, porque la denuncia de Julián Díaz es posterior”, agregó.


El juez pidió que “este sea un debido proceso y no una mascarada” el Jury que enfrenta junto a su par Gallardo. El Jurado nuevamente volvió a rechazar el planteo por improcedente.


El fiscal Piñero montó en cólera con las objeciones presentadas por los defensores. Acusó a los jueces de “cometer torpezas en estas intervenciones telefónicas” y le recomendó al juez Rey “pasear menos por los canales de televisión y los pasillos de la Universidad Católica de Santa Fe” para concentrarse más en sus expedientes.
Ante esta situación, el presidente del Jurado, Rubén Uset, pidió al jefe de los fiscales y a los defensores que “el nivel se ajuste a la terminología forense”.


Rey dijo sentirse “agraviado porque el Jurado dispuso que dos defensores oficiales actuaran como veedores. “La defensa está integrada y si querían veedores hubieran pedido la presencia de miembros de la Asamblea por los Derechos Humanos”, dijo; y reclamó que esa designación quedara sin efecto.


Al referirse al tema, Piñero recurrió a la terminología futbolera al señalar que “están en el banco de reserva” y negó que su designación fuera antijurídica.


El juez Rey insistió con pedir un informe a la Secretaría de Inteligencia sobre los pedidos de intervenciones telefónicas pedidas por los juzgados de Posadas. “Es para demostrar los estándares vigentes al momento de los hechos”, dijo. En ese sentido, solicitó que se incorpore como prueba el expediente del caso Fraire, donde hubo pedidos de intervenciones de líneas telefónicas. “Recurro a esta causa porque corresponde a un tercer juzgado y con ello buscamos demostrar que el proceso de intervención siempre fue el mismo”, explicó el magistrado. Tal como ocurrió durante casi toda la jornada, Piñero se opuso.


Rey también pidió que se incorporen entrevistas que el jefe de Policía, el comisario general Alberto Roa, quien en dos programas de televisión sostuvo que el detenido Ciro James era colaborador de la Policía de Misiones. “Esa misma afirmación la hizo el Ministro de Gobierno”, agregó el juez.


Por su parte, el defensor Eduardo Paredes pidió la incorporación del sumario administrativo que se realizó a los secretarios penales involucrados en la causa; y Piñero pidió sumar el expediente que terminó con la condena de dos de los involucrados en el homicidio del contador Píccoli.


El defensor de Gallardo, José Jacobo Mass, pidió como prueba nueva la resolución de la Cámara de Apelaciones, sala 1, que confirmó algunos procesamientos y anuló otros en la causa por las escuchas ilegales.


Estos últimos planteos el Jurado los resolvió al finalizar la audiencia y este viernes a las 8.00 dará a conocer la resolución.


 


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas