SEGUINOS

Sin categoría

Hubo una época en que si los resultados electorales no gustaban, se cambiaban

Fue en 1993, cuando se quitaban actas y urnas de modo de alterar los 16.366 votos que había obtenido José Carlos Freaza accediendo a una banca de la Cámara de Representantes, a fin de que no pudiera alcanzar ese escaño. Se trasgredieron todas las normas: se ingresó a la Legislatura donde se guardaba el material electoral y se cambiaron resultados, asignando al dirigente 13.700 votos, de modo que no pudiera alcanzar la cifra repartidora del sistema D’Hont, por entonces situada en los 14 mil sufragios. Para eso también se detuvo el conteo que llevaba adelante el Centro de Cómputos de la Provincia, sin advertir que las actas que llegaban por vía del Correo daban cuenta del resultado real y copias de ellas estaban en poder del propio interesado.

“Fue para mí un desánimo trascendental”, confiesa hoy Freaza cuando /n6 lo consulta sobre aquel episodio. Da cuenta que tras una inicial protesta y reclamo, con presentación inclusive ante el Superior Tribunal de Justicia –puntualmente desoídos-, desistió de lo que era ya un derecho vulnerado que no podría recuperarse.



También porque tuvo en cuenta al gendarme que al ver llegar a personas que nada tenían que hacer aquella noche en la sede del Palacio Legislativo donde se resguardaba todo el material electoral, urnas y planillas incluidas, labró un acta para deslindar responsabilidades. Acta cuya copia igualmente estuvo en manos de una autoridad cameral. A quienes ya no quiso involucrar Freaza dándose cuenta que lo suyo era una demanda en soledad. “Con el tiempo también recompuse relaciones con gente del Partido” Justicialista, indica Freza, autor de la historia del Peronismo en Misiones. Obra valiosa de la historia política provincial, cuyos derechos de autor Freaza cedió al PJ.



 

El dirigente fue un protagonista de la política misionera de la segunda mitad del siglo pasado. Al punto que en el 91 encabezó la fórmula gobernativa que completaba Víctor Alfaro y que fue derrotada por Federico Ramón Puerta. Quien era justamente el gobernador de aquel 1993, en que a Freaza le “restaron” votos para que no estuviera en la Cámara de Representantes. Tal vez porque era una lúcida figura con mucho conocimiento de las leyes, de la Constitución. Con opinión propia fundada.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas