SEGUINOS

POSADAS

Implantes mamarios, sin duda, es lo que más piden las mujeres

Sigue siendo la cirugía de elección de la gran mayoría de las consultas por cirugía estética en los centros especialistas, según observaron algunos profesionales médicos. Al ir mejorando la calidad de los implantes, la paciente tiene más confianza de que duren más en el tiempo, por consiguiente le genera más seguridad, independientemente de lo que tiene que ver con la moda. En charla con /c6, el médico especialista en cirugía estética y jefe del servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva del Parque de la Salud, Gustavo Abrile, observó en este sentido que “ hasta que por lo menos no se normatice junto con los estudios para diagnóstico de cáncer de mama, todavía no estamos en condiciones de hacerlo”. Lo publica el Semanario /6p en su edición Nº 113

No es una elección de las más jóvenes, también las de más edad. Muchas pacientes ya llegan a los Centros de estética con implantes desde hace varios años y quieren cambiárselo. Y otras que por primera vez quieren colocarse implantes.
Las mamas, como tal, envejecen al mismo ritmo que envejecemos todos con el paso del tiempo. Y por consiguiente, lo que reemplaza al volumen en este momento es el implante. Quizás en unos años ya se esté en condiciones de empezar a reemplazarla por grasa.



 




Prótesis bajo la lupa



Abrile sostuvo en declaraciones a Canal 6 de Posadas que en la provincia se presentan casos con implantes mamarios que fueron denunciados internacionalmente por fallas en la elaboración a cargo de una empresa francesa. “Nosotros en algunos casos las tuvimos que cambiar o controlado. No colocado por el equipo”, observó. Explicó que muchas veces son pacientes en tránsito que se han colocado en otras provincias o que algunos cirujanos de Misiones se lo hayan colocado.



“Todo implante tiene un marketing de por medio y está en la veracidad que nos pueda transmitir puntualmente la calidad del implante. De todos modos, siendo precisamente una posición que ha adoptado la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica en conjunto con la Anmat, es controlar todas aquellas pacientes que tengan ese tipo de implantes y las que tengan algún inconveniente puntual, ver la posibilidad de reemplazarlo”, apuntó el especialista.



Los que cuesta, ¿vale?



El par de implantes, promedio, están desde los 750 dólares hasta los 1.500 dólares el par, que son los más caros. “A partir de ahí depende de lo que corresponde a honorarios y gastos quirúrgicos, que dependerá a su vez del lugar donde se realice la cirugía”, especificó Abrile en otro momento de la charla con Canal 6.



Pero en términos generales, hay que tener en cuenta que toda paciente que se vaya a someter a una cirugía de mama tiene que ser perfectamente evaluada por su ginecólogo previamente, que es quien tiene que dar el visto bueno en definitiva si la paciente está en condiciones de someterse a este tipo de cirugía.



“No hay que olvidar que la mama es blanco de cáncer de mamas y muchas veces la paciente puede estar portando un cáncer de mama y decide aumentarse el busto sin consultarlo previamente a su ginecólogo. Entonces, hay que tener la certeza de que antes de colocarse el implante, la paciente no padece ningún tipo de patología en la mama”, enfatizó.



Se trata de la evaluación clínica y patológica de la mama “porque nosotros establecemos una estrategia en función de lo que tiene la paciente. Cómo es la mama, cómo es su tórax, cómo está la piel, cuánto volumen de glándula mamaria tiene, cuánto volumen de tejido adiposo tiene. En función de eso hacemos una planificación quirúrgica”, remarcó Abrile.



Luego apuntó que independientemente de lo que es estrictamente estético, está lo que es patológico y es ahí donde cumple un rol esencial y determinante el ginecólogo “por eso que es importante la evaluación previa como uno de los requisitos pre quirúrgicos por parte de este profesional”.




Los modelos como espejo



Según Abrile, hay un porcentaje bajo que miran como modelo a seguir a las pulposas vedettes o figuritas mediáticas que salen periódicamente en programas de los canales porteños de Tv. “En general lo que buscan es recuperar lo que tenían antes de quedar embarazadas. Y las que no tuvieron un embarazo buscan tener un volumen adecuado a su contorno corporal, que haya armonía”, dijo.



En cuanto a las edades de las pacientes que se someten a este tipo de operaciones en las clínicas privadas, comentó que oscila entre los 19 “y he llegado a operar a una mujer de 75 años”.



Respecto a las menores de edad, se debe observar que hay debe tener una indicación muy precisa. Hay algunas malformaciones congénitas donde la mujer nace sin mama y pasados los 16 años se le puede realizar una intervención, apuntó Abrile. Pero fuera de esa indicación precisa son muy pocas las pacientes menores de 18 años que lleguen a consultas. Tiene que tener el permiso de sus padres, subrayó.



“En mi clínica particular, en promedio se hacen entre 8 y 10 cirugías. Mientras que en el Hospital se hacen cirugías reconstructivas”, afirmó finalmente Abrile. (www.seispaginas.com)




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas