SEGUINOS

NACIONALES

Impulsan proyecto para proteger a víctimas de incidentes de tránsito y aumentar el costo de los culpables

image_pdfimage_print

El senador Maurice Closs presentó un proyecto para proteger a las víctimas de incidentes de tránsito y al mismo tiempo endurecer las sanciones por irresponsabilidad de los conductores desde el lugar que más duele: el bolsillo.

El representante misionero pretende modificar la ley de protección de terceros damnificados en el contrato de seguro para obligar al conductor irresponsable a hacerse cargo de las consecuencias de sus actos.

De este modo, con el cambio en el artículo 70 de la norma, “el asegurador quedará liberado si el tomador o el beneficiario provoca el siniestro dolosamente o por culpa grave”.

Quedan excluidos los actos realizados para precaver el siniestro o atenuar sus consecuencias, o por un deber de humanidad generalmente aceptado y el caso de responsabilidad civil frente a terceros.

Asimismo, se propone que “los derechos que correspondan al asegurado contra un tercero, en razón del siniestro, se transfieren al asegurador hasta el monto de la indemnización abonada. (Pero) El asegurado es responsable de todo acto que perjudique este derecho del asegurador”.

En los casos de seguros de responsabilidad civil, los derechos que correspondan al tercero damnificado, sus sucesores y/o derecho habientes contra el asegurado en razón del siniestro, se transfieren al asegurador hasta el monto de la indemnización abonada por el mismo a aquel/llos.

Sin embargo, advierte Closs, “el asegurador no tiene derecho a ser indemnizado cuando provoque dolosamente o por culpa grave el hecho del que nace su responsabilidad”.

En esos casos, el asegurador deberá indemnizar al tercero dañado y/o sus sucesores o derecho habientes, teniendo la posibilidad de repetir contra el asegurado, exclusivamente cuando éste haya provocado el siniestro dolosamente o por culpa grave, en la medida y hasta el monto de la indemnización otorgada.

Closs argumenta que actualmente “la obligatoriedad del seguro de responsabilidad civil para los automotores y motovehículos no alcanza a cubrir, o al menos no con la claridad que demanda la seguridad jurídica, aquellas contingencias generadas por accidentes en que intervienen conductores asegurados cuyo dolo o culpa grave ocasiona daños a los bienes o a la integridad individual de terceros”.

El senador sostiene que el texto confuso de la norma actual permite inferir la exclusión de cobertura a terceros en casos de seguros de responsabilidad civil, dejando en absoluto desamparo y desprotección a los damnificados por accidentes o hechos viales en que el conductor/asegurado comete una falta grave o intencional” o actúa incluso con dolo, en la generación del infortunio de tránsito, como en carreras urbanas o picadas clandestinas en calles de circulación pública.

“El tercero, en tales casos, termina quedando marginado de la protección del seguro de responsabilidad, pese a ser una víctima gratuita del evento”, cuestiona el misionero.