SEGUINOS

POSADAS

Ingresan 30 millones anuales a la Policía por servicios adicionales

Que se distribuyen en un promedio de 700 servicios, cubiertos por unos 2.800 efectivos en toda la provincia, lo que significa un aporte dinerario que suma al salario situado en los 2.000 pesos, con el último aumento, para los agentes con estudios secundarios -en la actualidad ya se gradúan con títulos terciarios-, en tanto que quienes todavía no tienen su secundario perciben unos 1.700 pesos. El jefe de la Policía Benjamín Roa recordó en declaraciones a /c6 que como máximo sólo pueden hacer 15 turnos mensuales, señalando que no todos los realizan ya que se turnan o bien se ocupan de adicionales por períodos, porque “supone trabajar en el tiempo libre”. Por otra parte, informó que desde la Jefatura se ha solicitado al Gobierno incorporar a los retirados de la fuerza a una mejora salarial equiparable a la que han percibido los policías en actividad, pero declinó dar precisiones en torno de montos o porcentajes.

Los policías no hacen escuchas 



Por otra parte y ante una nueva citación del juez federal Norberto Oyarbide al comisario inspector Raúl Alberto Rojas y el oficial auxiliar Diego Gastón Guarda, recordó que un total de efectivos pasaron a disponibilidad ante el procesamiento por las escuchas ilegales, al tiempo que se hacía un sumario administrativo en el interior de la fuerza para deslindar responsabilidades. Roa dijo que eventualmente el juez federal podría incluso alcanzarlo a él en la investigación que lleva adelante pero señaló que la Policía, por ley y reglamento que la rigen, tiene una centralización administrativa y una descentralización operacional ya que en este último aspecto están a disposición de los jueces que instruyen las causas y son quienes determinan los procedimientos.




 



“Desde el momento que aparece el primer oficio, las primeras diligencias, se les fue haciéndoles saber que iban a ser puestos a disposición de la Justicia que investiga el hecho. En ningún momento la Policía de Misiones tapó o trató de eludir responsabilidades”, precisó el jefe policial.



 



Pero además puntualizó que “los policías no hacen escuchas, sino que determina si existe un teléfono, en un caso determinado y el juez por oficio va a pedir a la empresa de telefonía que corresponda el informe detallado de llamadas entradas y salidas, en un tiempo determinado, de ese teléfono. A partir de allí la empresa envía el informe y el juez es quien dirime y discierne, en cuanto a qué le interesa de esa información”. Citó el caso de Mario Golemba, joven desaparecido en cuyo caso la Policía continúa investigando por orden y ratificación de competencia dadas por la jueza Ana Kuzmann de Gauchat.



 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas