SEGUINOS

POSADAS

Instalan moderna tecnología para optimizar la producción avícola de Colonia Aurora

La Cooperativa Alto Uruguay Limitada ya tiene más de 15 criadero en producción y avanza en la construcción del frigorífico propio. Para faenar la producción en Colonia Aurora se instaló el primer criadero experimental con moderna tecnología tendiente a automatizar la alimentación, la provisión de agua y el control de la temperatura del criadero mediante equipos comprados en otras provincias y con desarrollo de automatizaciones con técnicos de Misiones.

Las innovaciones buscan optimizar el funcionamiento y rendimiento de los criaderos, teniendo en cuenta los problemas que generan las altas temperaturas del verano misionero y la necesidad de alcanzar la conversión rentable de alimento en kilos de carne para competir con los pollos que ingresan al mercado.


La producción de pollos de la CAUL sigue creciendo y dejó ya de ser un proyecto. En ese marco el consejero Darío Hasselein asegura que “avanza a paso firme la producción avícola, se han instalado numerosos gallineros y se viene una importante cantidad más que en los próximos meses van a estar en funcionamiento. Inclusive ha mejorado la parte tecnológica en cuanto a equipamiento con que están siendo dotados estos gallineros”.


Aseguró que “arrancamos con el primer galpón, en el que se están haciendo todas la líneas de automatizado especialmente de enfriamiento porque el verano tiene temperaturas demasiado elevadas para la cría de los pollos y necesitamos desarrollar un sistema como lo tienen en Brasil, o en otras provincias argentinas, aunque no son tan calurosas como la nuestra”.


“Los nuevos productores de Granja Tres Arroyos, Noelia, y también la zona de Brasil tienen sistemas de bebederos lineales, y enfriamiento del galpón mediante un cerramiento total, turbinas extractoras con sensores de temperatura y humedad regulado a las necesidades de cada etapa del pollito, que es lo que desarrollamos, adaptado a nuestra zona y con parte de los equipos producidos acá”.


Para regular la temperatura, los nuevos galpones deberán equiparse con los extractores, un sistema de enfriado del aire en las entradas con radiadores de agua, aspersores de nebulización y sensores que ayudan a mantener los galpones a temperaturas que van de los 18 a 20 grados cuando en verano se suele alcanzar en los galpones sin estos equipos los 40 grados.


Todo este trabajo está requiriendo a la CAUL importantes inversiones que estiman permitirá lograr la conversión necesaria de alimentos a carne para hacer rentable el negocio.


“Todavía no hemos llegado a convertir en lo que tiene que ser, que es 3.700kg de alimento por un pollo de 2kg de carne, estamos llegando alrededor de 4kg de alimento para hacer un pollo de 2kg, tenemos mucho que trabajar y uno de los objetivos es ese de automatizar todo para que pueda llegar. Esto es lo que estamos probando para mejorar el manejo y disminuir la carga de trabajo de los productores”, indicó Darío Hasselein, encargado de la producción.


Señaló que en la línea de bebederos automatizados estamos trabajando con Buenos Aires y lo que es equipamiento de extractores estamos trabajando con un empresa de Santa Fe, porque fue muy difícil conseguir una empresa que proveyera esos equipamientos y la parte electrónica la estamos armando con un técnico de la zona conjuntamente con el equipo de la cooperativa para dar el mejor servicio y por una gran diferencia de precio”.


Estamos trabajando para instalar el frigorífico y podemos contar que ya el equipamiento se despachó de Buenos Aires. Lo que es la construcción civil está avanzada un 70% y creería que para los primeros días de marzo estaríamos haciendo la faena en el frigorífico propio ubicado en colonia Aurora paraje Villafañe a tres kilómetros del pueblo.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas