SEGUINOS

POSADAS

Instituto Misionero del Cáncer: avanzan en la identificación del paciente neoplásico

A través de un proyecto de ley que tomó estado parlamentario durante el período 2011, los diputados Mirtha Hendríe y Carlos Rovira propusieron la creación de un Instituto Misionero del Cáncer, el cual funcionará como entidad descentralizada en el ámbito del Parque de la Salud de la provincia. Entre los objetivos principales de su creación se encuentra la prevención y detección temprana de la enfermedad, el tratamiento y rehabilitación del paciente oncológico, la asistencia activa, dinámica y completa, garantizando que la tecnología, la infraestructura médica y el personal estén disponibles para la administración de los servicios. Lo publica el Semanario /6p en su edición Nº 111.

Además, se pretende promover los recursos necesarios para los cuidados paliativos, a los fines de prevenir o tratar lo antes posible los síntomas de la patología, los efectos secundarios del tratamiento y los problemas psicológicos, sociales y espirituales relacionados con la enfermedad o su tratamiento.



“Creo que esto será muy importante para la población de Misiones. Dedicarle este espacio a una patología tan frecuente en nuestra práctica médica, es darle la relevancia que debe tener”, expresó el médico especialista Daniel Angeloni.




Agregó que su concreción permitirá contar con un registro poblacional de la patología. “Es muy importante para el tratamiento las nuevas tecnologías con las que se pueda contar. También facilitará y exigirá un contacto permanente con centros especializados y buscar y tratar que los profesionales vengan a aportar lo suyo y así formar los recursos humanos necesarios para estar actualizados en el tema”, destacó.
En este contexto, sostuvo que se promoverá así la formación continua de los profesionales a través de diferentes alternativas, como ser una beca de capacitación o de especialización.




El presidente de la Legislatura, Carlos Rovira, manifestó al momento de defender la iniciativa que se podrá contribuir con el aumento de la complejidad del Hospital Escuela de Agudos, al que calificó como “el más completo del Norte argentino, y del Parque de la Salud de modo que se amplíe la capacidad de atención de las distintas patologías y se evite el desarraigo que se suma al problema médico, cuando el paciente debe trasladarse a otros centros del país”.
 
Con el instituto se busca garantizar la adquisición de medicamentos, equipos y dispositivos médicos, necesarios para la atención de los pacientes, definir políticas, planes y programas provinciales relacionados con las materias de su competencia, centralizar toda la información, estadísticas y  registros de las enfermedades  oncológicas de todo el territorio provincial.




En el proyecto de ley se establece la creación de un “Registro Único Provincial de Enfermedades Oncológicas (RUPEO) en el ámbito del Instituto Misionero del Cáncer (I.M.C); que tendrá a su cargo la recepción de denuncia de tumores, tanto de Hospitales y Centros de Salud Pública como de Centros Privados; y la elaboración de guías Oncológicas para las neoplasias más frecuentes en la Provincia de Misiones”.




Entre los tumores más frecuentes en la población misionera se encuentra el de cuello uterino, el de mama y colon. Con un plan de acción, pueden existir tasas de curación de más del 50 por ciento de los casos en los estadíos más tempranos. Para ello, es necesario formar de manera sistemática una atención lógica, sólida y centralizada.




“Si basamos esta afirmación en la realidad, gran cantidad de personas, sobrevivirían a esta enfermedad. Esto se producirá sólo si contamos con las herramientas para ello, que se basa, en  una educación para la prevención, tecnología y recurso humano para el tratamiento”, manifiesta el legislador en su escrito.




El cáncer de cuello de uterino, es el segundo cáncer más diagnosticado en las mujeres en la Argentina, y Misiones está dentro de las tres provincias con mayor incidencia y mortalidad, proporcionalmente comparados con las tasas de mortalidad de los países como India y México.




Un estudio transversal realizado en el Instituto de Oncología Angel Roffo, demostró que afecta a una población principalmente de niveles socio-económicos  bajos, el 75,8% tenía nivel educativo bajo, el 45% pertenecían a hogares bajo la línea de la pobreza, 75% no tenían obra social o cobertura privada de salud, y el 35% eran jefas de hogar. 




El informe mostró que la pérdida de ingresos asociada a ésta enfermedad, es enorme: todas las mujeres que trabajaban en el momento del diagnóstico, dejaron de hacerlo y el 81% perdió sus ingresos, profundizando el nivel de pobreza y generando también más pobreza.




Otros aportes: Sistema de identificación del paciente oncológico
El Departamento de Informática del Hospital Escuela de Agudos “Dr. Ramón Madariaga”, presentó en noviembre del año pasado un nuevo Sistema de Identificación Rápida del Paciente Oncológico, para agilizar la atención de estas personas y los que se encuentran en alto riesgo de sufrir la enfermedad.




La propuesta fue proyectada por el grupo coordinador del Instituto Misionero del Cáncer. Al respecto, el responsable de la Unidad de Cérvix del nosocomio y coordinador del futuro IMC, Dr. Néstor Fabián Tappari, explicó que son tres los objetivos principales que persiguen con la implementación de la iniciativa, “identificar al paciente oncológico, gestionar turnos para darles prioridad y generar la primer base de datos de pacientes oncológicos”.
Al tiempo que resaltó que “no podemos seguir haciendo medicina sin tener datos. Desde el médico especialista hasta el residente necesitan saber cuántos pacientes atienden, con qué diagnóstico, para mejorar la atención y  comenzar a trabajar con las  variables para un estudio estadístico y académico”.
Con respecto a la identificación de los pacientes explicó que en la pantalla de la agenda de turnos del médico, en la internación y en las computadoras de  los administrativos de las salas de espera, aparecen símbolos, en principio  dos cintas, de color rojo y azul. La primera, se utiliza para  identificar a  pacientes oncológicos, en cualquier agenda de turnos. La segunda, representa los casos con patología pre-neoplásica, “cualquier médico que ocupa el sistema va a observar los símbolos, para mejorar las condiciones de atención”, dijo.
Lo más importante es que el sistema permite identificar a los pacientes con lesiones pre-neoplásicas (con un alto riesgo de llegar a un cáncer), sobre los cuales se pueden intervenir  la enfermedad.
Finalmente proyectó que la idea es crear recordatorios, alertas, mensajes de e-mail, de texto, con determinados mensajes, por ejemplo un sistema de alerta de laboratorio de  valores críticos que le llegue  al médico de guardia para que tome alguna conducta.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas