SEGUINOS

POSADAS

Intervinieron el Colegio de Kinesiólogos y Fisioterapeutas

El Ministerio de Gobierno intervino en Colegio de Kinesiólogos y Fisioterapeutas a casi un año de las denuncias contra la entidad por exigir a los recién graduados el pago de una matrícula de 3.800 dólares. La disposición se basó en la denuncia efectuada por el entonces ministro de Salud Pública José Guccione y las realizadas por graduados que no podían desempeñarse porque no se les concedía la correspondiente matrícula ante la imposibilidad de abonar una suma considerada exorbitante. De hecho ningún colegio profesional tenía -ni tiene- estos valores. El abogado Francisco Benmaor fue designado en calidad de interventor por un lapso de 6 meses.

La medida adoptada por gobierno también tuvo en consideración las denuncias de los graduados que se veían imposibilitados de ejercer por no poder abonar la alta matrícula impuesta. Se trata de los licenciados José Francisco Olivieri, Marilene Zeni y Silvina Gabriela Vallejos.

En tanto se tiene en consideración la denuncia de Guccione que se hace eco de los egresados y pide la intervención de la Dirección de Personas Jurídicas. Da cuenta, asimismo del relevamiento realizado en los otros colegios profesionales sobre los montos de los aranceles cobrados para la matriculación de sus adherentes. Montos que son “significativamente menores” al que cobraba el Colegio de Kinesiólogos.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas