SEGUINOS

POLICIALES

Investigan presuntas estafas por préstamos no solicitados en entidad bancaria

A las 12.30 de este viernes se hizo presente en la Comisaria de la localidad de Campo Grande Alejandro F. (72) domiciliado en esa localidad quien radicó denuncia manifestando que en la fecha tomó conocimiento por parte de su hija María quien constató que su padre posee dos préstamos en la sucursal de una entidad bancaria, solicitado en fechas 24 de febrero de 2016 por la suma de 5.000 pesos y en fecha 27 de junio de 2016 por la suma de 7.000 pesos, los cuales son descontados mensualmente de su jubilación. Ambos préstamos desconocidos por el denunciante, dado que no concurrió a las instalaciones bancarias ni recuerda haber firmado solicitud alguna.

Agregó que este viernes su hija se percató de lo mencionado anteriormente debido a que tiene problemas con la cuenta bancaria de su madre Deonilda C.M.. 
           
El denunciante no puede realizar acusación puntual a empleado alguno de la concesión del préstamo. 
               
El Juez Penal en turno de la ciudad de Oberá ordenó que se solicite a la entidad bancaria la existencia de las documentaciones de otorgamiento de préstamo para luego adoptar las medias correspondientes. 
            
Luego, a las 13:10, se hizo presente en la dependencia policial la mujer de 71 años domiciliada en esa localidad quien radicó denuncia manifestando que en reiteradas oportunidades concurrió a la sucursal bancaria a solicitar préstamo siendo atendida por Fernando N., quien le expresaba que no podía acceder al mismo. 
          
Dijo, además, que en fecha 5 dejunio de 2017 se hizo presente en la entidad  donde fue atendida nuevamente por el tal Fernando a quien le solicitó un préstamo, le manifestó que si la denunciante le adquiría un celular el cual tenía para la venta, si podría acceder al préstamo. 
      
Ante la necesidad de obtener dinero  para la compra de chapas para su vivienda la mujer accedió al mismo,  firmando las documentaciones pertinentes, recibiendo ayuda del empleado para la extracción a través del cajero automático. Luego, el bancario la subió en su vehículo particular y la trasladó una cuadra aproximadamente, hasta donde funciona un ciber, entregándole un Celular, haciéndole entrega, la denunciante de la suma de 5.000 pesos). En horas de la tarde de ese mismo día constató que el mismo no funcionaba.
         
El jueves, en horas de la mañana su hija María concurrió al Banco y tras entrevista con empleado (Fernando), quien le reconoció el celular y le cito en horas de la tarde para devolverle el dinero. 
        
En la fecha, al concurrir Maria al Banco y solicitarle al empleado, el estado de cuenta de su madre, observó en las documentaciones que la misma obtuvo un préstamo personal de 63.360 pesos; recibiendo solamente la suma de 17.000 pesos), constatando además extracciones efectuadas que no corresponden. 
           
La justicia ordenó una profunda investigación del hecho. 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas