SEGUINOS

POSADAS

Invitan a la recreación de la Vuelta de Obligado, este sábado

En la costa del arroyo Mártires se realizará este sábado a las 18, una recreación de la Vuelta de Obligado, con la participación de 70 integrantes de la Brigada Monte XII. “Tenemos todo preparado en esa zona, será en un espacio tranquilo porque no habrá tránsito allí, así que la gente se puede acercar sin inconvenientes”, explicó el Teniente Coronel Otero en declaraciones a /c6.  El 20 de noviembre se recuerda el Día de la Soberanía Nacional, en conmemoración a este combate que se produjo en 1845, en aguas del río Paraná.

En tanto, agregó que el lugar de recreación será el arroyo Mártires, “en la zona del acceso al Aeropuerto, por la avenida Blas Parera hay un acceso por la derecha a las orillas del arroyo”, reiteró.




La batalla de la Vuelta de Obligado se produjo el 20 de noviembre de 1845 como parte del enfrentamiento entre el gobierno de la Confederación Argentina, liderado por Juan Manuel de Rosas y la escuadra anglo-francesa cuya intervención se realizó con el pretexto de lograr la pacificación ante los problemas existentes entre Buenos Aires y Montevideo. Pero en realidad pretendían lograr garantías que permitieran el comercio y el libre tránsito por el estuario del Plata y todos los ríos interiores pertenecientes a la cuenca del mismo.




El general Lucio Mansilla hizo tender, de costa a costa, sobre 24 lanchones, tres gruesas cadenas sobre el río Paraná. En la ribera derecha del río montó 4 baterías artilladas con 30 cañones, muchos de bronce, con calibres de 8, 10 y 12, siendo el mayor de 20, los que eran servidos por una dotación de 160 artilleros.




Además, en las trincheras había 2000 hombres al mando del coronel Ramón Rodríguez y un único buque de guerra- el Republicano – que tenía como misión cuidar las cadenas que cruzaban el río.




El combate se inició al amanecer con múltiples bajas por parte argentina: 250 muertos y 400 heridos, 21 cañones de la batería cayeron en poder del enemigo que los inutilizó. Asimismo, incendiaron los lanchones que sostenían las cadenas y se perdió el buque Republicano, que fue volado por su propio comandante ante la imposibilidad de defenderlo.




Los agresores, por su parte, tuvieron 26 muertos y 86 heridos y sufrieron grandes averías en sus naves que obligaron a la escuadra a quedarse 40 días en Obligado para reparaciones de urgencia.




Las repercusiones de la batalla tuvieron gran difusión en toda América. Chile y Brasil cambiaron sus sentimientos – que hasta entonces habían sido hostiles a Rosas – y se volcaron a la causa de la Confederación. Hasta algunos unitarios – enemigos tradicionales de Rosas- se conmovieron y el general Martiniano Chilavert se ofreció a formar parte del ejército de la Confederación para defenderla de los enemigos europeos.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas