SEGUINOS

PROVINCIALES

Iplyc Social asistió a merendero de Villa Bonita

image_pdfimage_print

Fue tras una donación de mercaderías por parte del Instituto Provincial de Lotería y Casinos. Pertenece a la Asociación Civil Tareferos Unidos Jardín América y está ubicado en el barrio Evita, de Villa Bonita, municipio de Campo Ramón.

El viernes 27, el presidente del Directorio del Instituto, Héctor Rojas Decut, y el equipo de IPLyC Social, visitaron las instalaciones, que están a cargo de un grupo de mujeres tareferas que diariamente preparan la merienda para cerca de un centenar de niños de la zona.

En 2016 el lugar cerró por falta de mercaderías. Hasta ese momento contaba con más de 70 niños y abría sus puertas todos los días. La mayor parte de los chicos son hijos de tareferos que durante el período de interzafra (septiembre a marzo) “sufren las mayores carencias y donde el funcionamiento del merendero se hace imprescindible”, manifestó Ramón Ernesto Valenzuela, titular de la Asociación, al solicitar a las autoridades del IPLyC SE una donación de leche y mercaderías.

Añadió que el espacio permite el contacto diario con chicos “en situación de vulnerabilidad”, en un barrio que se hizo tristemente conocido por la tragedia de Salto Encantado, donde ocho vecinos perdieron la vida en un accidente vial cuando viajaban hacia la tarefa -tres de ellos eran menores de edad-.

El merendero funciona en una construcción precaria que se construyó con ayuda de un organismo nacional pero que se mantuvo en funcionamiento gracias al trabajo voluntario de un grupo de madres del barrio que preparaban la copa de leche y una ración de pan horneado en el mismo lugar. En los comienzos, funcionaba en casa de una vecina del barrio pero hace unos días la Asociación Civil Tareferos Unidos Jardín América obtuvo el permiso de ocupación otorgado por la Subsecretaria de Tierras, del Ministerio de Ecología.

Las mujeres que se ocupan de administrar las raciones, aseguraron que mensualmente se utilizan unos 70 kilogramos de leche en polvo y que más de 90 chicos de Campo Ramón, de Acaraguá y de Santa Rita, se inscribieron formalmente para asistir.

IPLyC Social también entregó material bibliográfico para que las madres organicen una pequeña biblioteca a fin que los niños puedan también hacer la tarea diaria.