SEGUINOS

NACIONALES

IVE: Schiavoni habló del embarazo adolescente en Misiones al pronunciarse a favor

“En Misiones mi provincia más del 70% de las adolescentes menores de 19 años que quedan embarazadas declaran en el postparto que su embarazo no fue deseado, muchas de ellas se niegan a seguir adelante con este embarazo. Y más grave aún mi provincia tiene una de las tasas más altas de fecundidad en niñas de 10 a 14 años de cada mil niñas de esa edad. En misiones 3,8 de ellas tiene un hijo mientras que la tasa nacional es del 1,4 es decir menos de la mitad y eso lo sabemos. En gran mayoría son producto de abusos. Una realidad similar vemos en los adolescentes de entre 15 y 19 años. En Misiones la tasa de fecundidad para este grupo es de 87,1% que para el total del país es del 55,9. Y digo algo más Misiones es la provincia con mayor cantidad de embarazos adolescentes de la Argentina son datos oficiales del Ministerio de Salud de la Provincia”, enumeró el senador por Misiones Humberto Schiavoni al pronunciarse a favor del proyecto de ley aprobado por la Cámara de Diputados de la Nación “con las modificaciones aportadas por los tres senadores de Córdoba.

 

 

Y tras señalar las estadísticas del embarazo adolescente en Misiones se preguntó: “vamos a obligar las a sostener el embarazo a esta niñas, adolescentes y mujeres y dar luz en contra de su voluntad? Las convicciones religiosas o los mandatos confesionales podrán formar parte de la reflexión de aquellos legisladores que los tengan incorporados como componente de su estructura de valores. Pero personalmente y con todo respeto no considero que deban ser determinantes a la hora de legislar para toda la sociedad. Y en este tema en que la preservación de la salud es el eje central de lo que estamos hablando, no podemos aceptar que los fundamentalismos nos impongan sus postulados de fe como si fueran verdades reveladas y no impulsemos una legislación para que pacifique nuestra conciencia o para que quedemos bien con los factores de poder que operan en nuestras provincias”.

Al comenzar su exposición dijo que el que se daba en el Senado era “un debate que los argentinos nos merecíamos largamente sin duda es una de las grandes deudas que ha tenido la democracia. Un debate que ahora lo vemos con más claridad fue siempre silenciado por factores políticos y religiosos, porque nadie quería hablar de este tema de una realidad que duele”.

Indicó que “más de 40 mujeres mueren por año y miles se ven obligadas a abortar en la clandestinidad porque tenemos que ser sinceros y dejar la hipocresía de lado los abortos se realizan más allá que nos guste o no nos guste y más allá de que sea legal o ilegal la criminalización del aborto ha fracasado con una vigencia de prácticamente 100 años de la norma que lo penaliza. Se pueden contar con los dedos de una mano los casos que han llegado a los estrados judiciales por esta causa. Es una realidad cruel porque se realizan de la peor manera posible con un grave daño para la salud de la mujer con un grave daño muchos casos para la salud reproductiva y sobre todo un grave daño para la salud moral de esta mujer”.

Admitió también que “nunca se sale indemne de estas experiencias eso lo tenemos que tener claro y más allá de que existen muchos métodos muchos mecanismos que deberían evitar Lo cierto es que su implementación va a llevar mucho tiempo y las muertes por abortos hechos en clandestinidad se producen día a día. El último caso registrado el 6 de agosto en Santiago Del Estero una madre de 22 años murió por una infección generalizada a causa de un aborto clandestino Esto está pasando ahora y es nuestra responsabilidad como le legisladores resolver una cuestión que es de política pública de salud”.

Habló de los países “que han resuelto este tema desde hace muchos años. Incluso países que han que tienen una raigambre religiosa muy fuerte como España o Italia de quién es en general descendemos en nuestro país”.

Sostuvo que el gobierno nacional “tomó nota de un reclamo social que existía y que venía cobrando cada vez más fuerza todo fuimos testigos de la movilización que hubo el 8 de marzo pasado el día internacional dela mujer donde leitmotiv era la legalización del aborto sea que este no es un tema que se haya impuesto artificialmente es un tema que venía desarrollándose en el seno de la sociedad”.

Agregó que “más allá del resultado de esta iniciativa ha sido un debate histórico donde pudimos contrastar argumentos sólidos y datos estadísticos que nos han enriquecido en las reflexiones que cada uno tiene sobre este tema. Tenemos que dar respuesta a una pregunta que es clave: vamos a consagrar el aborto legal o vamos a mantener sin alteraciones el manto de oscuridad sobre el aborto clandestino eternizando la condena a miles de mujeres que se niegan a llevar adelante un embarazo en contra de su voluntad”.

Habló después de estadísticas: entre el 2010 y el 2014 se produjeron en todo el mundo alrededor de 25.000.000 de abortos peligrosos casi la mitad de los abortos totales. Según un relevamiento de la Organización Mundial de la Salud el 97% de sus abortos peligrosos se registró en países de África, Asia y nuestra América Latina. Nuestro continente tiene el registro más alto de abortos del mundo: 44 abortos cada 1.000 mujeres contra 20 en Europa y 17 en América del Norte y es justamente una región en la que predomina la prohibición total o con excepciones para la interrupción del embarazo.

“En Misiones mi provincia más del 70% de las adolescentes menores de 19 años que quedan embarazadas declaran en el postparto que su embarazo no fue deseado, muchas de ellas se niegan a seguir adelante con este embarazo. Y más grave aún mi provincia tiene una de las tasas más altas de fecundidad en niñas de 10 a 14 años de cada mil niñas de esa edad. En misiones 3,8 de ellas tiene un hijo mientras que la tasa nacional es del 1,4 es decir menos de la mitad y eso lo sabemos. En gran mayoría son producto de abusos. Una realidad similar vemos en los adolescentes de entre 15 y 19 años. En Misiones la tasa de fecundidad para este grupo es de 87,1% que para el total del país es del 55,9. Y digo algo más Misiones es la provincia con mayor cantidad de embarazos adolescentes de la Argentina son datos oficiales del Ministerio de Salud de la Provincia”, enumeró.

Para preguntarse “vamos a obligar las a sostener el embarazo a esta niñas, adolescentes y mujeres y dar luz en contra de su voluntad? Las convicciones religiosas o los mandatos confesionales podrán formar parte de la reflexión de aquellos legisladores que los tengan incorporados como componente de su estructura de valores. Pero personalmente y con todo respeto no considero que deban ser determinantes a la hora de legislar para toda la sociedad. Y en este tema en que la preservación de la salud es el eje central de lo que estamos hablando, no podemos aceptar que los fundamentalismos nos impongan sus postulados de fe como si fueran verdades reveladas y no impulsemos una legislación para que pacifique nuestra conciencia o para que quedemos bien con los factores de poder que operan en nuestras provincias.

“En aquellos países donde se legalizó el aborto –continuó- los resultados fueron claramente favorables. En Uruguay las muertes maternas por esta causa prácticamente cayeron a cero. Queremos impulsar la ampliación de derechos porque ahora las mujeres que no se avienen a continuar con la gestación tienen restringido sus derechos para decidir. Son las personas gestantes sujeto de derecho de segunda categoría”.

Entre otras consideraciones propuso: “no vayamos en contra de una tendencia que es mundial. Legalizar el aborto no significa obligar a nadie a abortar. No quedemos prisioneros de falsas premisas. Nadie quiere que una mujer pase por este trauma. Sería deseable que ninguna mujer aborte”.

De igual modo dijo creer que “cuando hablamos de la constitucionalidad tenemos que tener en cuenta que de acuerdo a nuestra Constitución el organismo que interpreta las normas las leyes y la Constitución es la Corte Suprema de Justicia y la Corte Suprema de Justicia en el caso F.A.L. ha dispuesto que el aborto en ciertas condiciones no es inconstitucional. Creo que este es un debate que no tiene marcha atrás y que se apruebe o no el aborto legal en esta sesión seguramente la sociedad va a avanzar en sentido en los próximos años. Creo que tenemos que rescatar el valor del debate, el valor de la seriedad, el valor de la contundencia de los argumentos que se han vertido y sentirnos orgullosos de ser protagonistas de este momento. En lo personal porque esto no es una cuestión de bloque ni de partido voy a apoyar la despenalización del aborto y su legalización con las modificaciones que se han introducido a partir del aporte de los senadores de los tres senadores por Córdoba”.

Y finalmente se solidarizó con quienes fueron ofendidos por expresar opinión de uno y otro lado. Y particularmente con dos compañeras del senado que han tenido la valentía y la honestidad de expresarse y me refiero a Gladys González y a Laura Rodríguez Machado que particularmente han sido ofendidas en su honor”,

Descargar Semanario Seis Páginas