SEGUINOS

NACIONALES

IVE: Solari habló también de las diferencias irreconciliables de las dos posturas y que “ha faltado política”

La senadora por Misiones Maggie Solari Quintana hizo llegar a la presidenta del Senado “unos documentos donde constan pormenorizadamente todos los fundamentos por los cuales un grupo de senadores estamos en contra de la legalización del aborto” a fin de que se incorporen a los documentos de esta sesión de la Cámara de Senadores en la que se trata el proyecto de ley sobre la interrupción voluntaria del embarazo llegada desde la Cámara de Diputados. Al tiempo que lo ofreció a sus pares.

 

Añadió que “sería más cómodo desde mi lugar hablar de la constitucionalidad o inconstitucionalidad de la norma y no me alcanzarían los 10 minutos. Así que voy a ser breve pero creo que sí es necesario que haga algunas consideraciones para que se escuchen a este respecto. Yo tengo muy claro que para mí el ordenamiento jurídico nuestro, la Constitución y los tratados que ella recepta, tienen como momento a partir del cual se es persona sujeto de derecho, la concepción. Dicho esto también quiero aclarar que ampliamente veo y considero que este Senado refleja las posturas de quienes estamos en contra y de quienes estamos a favor. No pienso de ninguno de mis padres, de las personas que han llegado con el voto de cada uno de sus pueblos de su gente a este recinto, que consideran que están vulnerando, los que piensan a favor, por ejemplo, la Constitución y el orden. Tenemos puntos de vista claramente diferentes y cada uno de nosotros lo fundamentamos y creo que acá en el análisis que yo hago es importante ver lo que está pasando afuera. Me encanta que haya mucha gente afuera”, puntualizó.

 

Para advertir que “esas personas fuera del Senado, comportan el tema que tenemos que resolver los argentinos. Es que hay unos que tienen pañuelo verde y otros que tienen pañuelo celeste. Yo creo que esta diferencia es irreconciliable. Porque para aquellas personas como yo que creo que este proyecto es altamente inconstitucional e inviable. Porque sería vulnerar el ordenamiento jurídico fundamental, que nos permite inclusive estar discutiendo ampliamente este tema hoy, en el debate y en la sociedad. Esa división que tenemos para mí es infranqueable Si no se modificara la Constitución sino se denunciará la reserva que tiene la Convención de los Derechos del Niño para mí yo no podría levantar la mano en este recinto y legalizar el aborto. Porque voy a seguir pensando que es inconstitucional. Pero también me digo qué mensaje tengo además del fundamento. Porque yo me dedico a la política desde hace muchos años ya y creo que la política es de consensos. Entonces cuando veo esto y que las personas que están en favor del aborto que claramente no creen que esto sea inconstitucional y más allá de que yo considere que es una cuestión ideológica y que se trata de acomodar en doctrinas con las que yo obviamente no coincido y estoy absolutamente en contra. Y yo pregunto cómo conciliamos, cuál es nuestro punto de unión porque la política se trata de poder tener un punto de unión que saque estas terribles disidencias, diferencias que tenemos. Cómo franqueamos esto. Creo que eso es el enorme desafío que tenemos todos y cada uno de los dirigentes políticos que hoy ocupamos o una banca en el Senado o somos legisladores en la Cámara de Diputados nacionales provinciales y quienes también ejecutan las políticas los dirigentes que ocupan el Poder Ejecutivo”.

Y consignó: “yo creo que a nosotros nos ha faltado política. Nos ha faltado hacernos cargo por eso es que hoy elijo hablar de lo que más te incomoda. Porque es muy humano no afrontar y dejarlo para mañana. Pero nosotros tenemos una sociedad afuera que nos está diciendo que no hay más mañana. No hay más mañana para nosotros. Tiene que ser hoy la respuesta a este tema que tenemos que resolver los argentinos. Lo digo y me hago cargo nosotros hemos fallado para dar respuesta en el lugar que hayamos estado porque creo que ninguno de nosotros llegó a senador sin haber atravesado otras instancias sea como legislador o sea como parte de un poder ejecutivo algo habremos hecho en la política para estar acá”.

Relató entonces que “ayer (por el martes) tuve dos llamados. Una entrevista de una periodista que está en favor de la legalización, que fue absolutamente rica y donde yo descubro que ella no sabe que este proyecto luego de las 14 semanas habilita, con laxas causales desde mi punto de vista, que se pueda abortar hasta los 9 meses. Me lo negaba, una defensora del proyecto me lo negaba. Y eso me da un pulso de la realidad de la información”.

Así como recibió el llamado “de una funcionaria judicial de carrera y de fuste de mi provincia que me dijo: ‘respeto tu postura’. Una persona a la que yo he visto defender la Constitución todos los días de su vida, el estado derecho, excelente. Me dijo eso ‘soy abortista, pero lo mío es ideológico’. Fue la única persona que me dijo que lo de ella era ideológico. Evidentemente para mí es ideológico para quienes están en favor del aborto pero cuando digo que tenemos el desafío el enorme desafío de dar una respuesta es el único lugar donde encuentro un punto de unión del que todos los políticos nos tenemos que hacer responsables, desde mi punto de vista.

“Y tomó esa responsabilidad porque sea cual fuera el resultado que tengamos hoy todos tenemos que trabajar para que la mujer no llegue al estado de vulnerabilidad en la que la coloca la vida misma. Y ésa es nuestra responsabilidad. Entonces digo que responsabilizo a todos en el pasado. Porque hubieron sectores que no quisieron que se hiciera tal se implementara tal política. O hubieron personas que obviamente dentro de los Poderes Ejecutivo consintieron, no enfrentaron, no dieron la batalla y faltó la respuesta y yo creo que esa falta de respuesta es la que se ve hoy la calle. Se ve hoy entre nuestra gente y duele. Yo creo que nos duele a todos ver eso. A mí me dolería no tener una respuesta para todas esas personas, que somos nosotros mismos los argentinos y cada uno, en su pueblo, en su provincia, en su lugar. Esta gente merece que nosotros nos ocupemos del tema y creo que no tenemos margen para hacernos los distraídos nunca más”.

Apuntó asimismo “yo además en este proyecto vi una inconstitucionalidad de la que no se ha hablado. Porque siempre estamos hablando quienes estamos en contra, hablamos de ese derecho a la vida que es absoluto para mí es absoluto el derecho a la vida desde la concepción, No puedo matar a Mauri porque me molesta. Lo que pasa es que parece que se visualiza más un ser humano cuando está completo y no se visualiza el humano cuando es un embrión.

“Tampoco ni siquiera hemos mirado la enorme vulnerabilidad que tiene este proyecto respecto del niño (…) Una criatura, una niña a la que le sucede tener quedar embarazada puede ir con una persona que no son sus padres y practicarse un aborto. Honestamente me parece una locura. Me parece un exceso tan enorme que de lo único que me habla es de cuánto hemos fallado en la política”, precisó.

Finalizó señalando que “tenemos la obligación nosotros de instar todos los procesos que tengan que ver con la implementación de políticas públicas que no lleven a las mujeres a tener que practicarse un aborto. No niego ninguna de las realidades, todo lo contrario y si de algo me ocupado es de escuchar todo el tiempo al que piensa diferente. Estas son mis conclusiones de porque hemos llegado a esto y como deberíamos poder resolver”.

Descargar Semanario Seis Páginas