SEGUINOS

Opinión

Juicio a Victoria Aguirre: El alegato de la Fiscalía no contempla el contexto de violencia de género

OBERÁ. Con la presencia de Organizaciones de Mujeres que militan contra la Violencia de Géneros, la diputada Myriam Duarte (MC) y los familiares y amigos de Victoria Aguirre, en el salón de la Unidad Regional II de Oberá, y bajo una tensión sofocante que imprimía más temperatura a los casi 35 grados del viernes, se realizó la cuarta jornada del debate oral y público a Victoria Aguirre (24) y su ex pareja, Rolando Lovera (33), acusados de matar a golpes a Selene (2 años y medio), la hija de la joven.

El extenso alegato de la Fiscal Stella Maris Salguero de Alarcón, buscó fundamentar de manera prejuiciosa, misógina, cargada de machismo y de violencia simbólica al afirmar que "toda la vida de Victoria Aguirre fue una mentira". Que "no era una madre ejemplar". Que "Selene significaba un estorbo para la luna de miel en que estaba la pareja, y por eso planearon su muerte y la llevaron a cabo con alevosía".

Para concluir ante el Tribunal, que "esta Fiscalía da por acreditada la muerte, el lugar, los autores y la causa del homicidio de Selene Aguirre, y corresponde efectuar la calificación de la conducta de cada uno: Pido para Rolando Lovera y para Victoria Aguirre la pena de prisión perpetua. Aguirre por ser autora penalmente responsable del delito de homicidio doblemente agravado por ser su hija la víctima, y haber actuado con alevosía. Y en el caso de Rolando Lovera porque cometió el delito de homicidio también con alevosía".

"Actuaron sobre seguro y sin riesgo"

Stella Salguero consideró que Lovera y Aguirre "aprovecharon la circunstancia de que no corrían ningún riesgo, de que actuaban sobre seguro porque Selene era una niña imposibilitada de pedir auxilio; y aprovecharon esa circunstancia de manera insidiosa, maliciosa y dañina. Conocían muy bien el lugar, y mataron a la niña aprovechando esas circunstancias: no había otra persona que la pudiera defender".

Para la Fiscal en ambos hubo una conducta de pre-ordenación; no de premeditación, sino una pre-ordenación. Es decir, explicó: "un mínimo de deliberación que se venía manifestando días anteriores con los maltratos que padecía Selene. No hubo en ellos una conducta automática de matar en ese lugar y listo, ya venían pre-ordenándose esa conducta, y es ahí cuando se revela el dolo en los dos, el dolo de matar, porque dirigieron su conducta y utilizaron un medio idóneo para hacerlo, y la magnitud y la violencia hizo que lograran su cometido", aseguró Salguero.

"No acredito que Victoria haya sido objeto de violencia de género"

Su alegato, que además de patriarcal fue pobre intelectualmente, después de 30 años en esa función la Fiscal Stella Salguero ya podría haberse formado. Y nuevamente -como en el primer juicio- no tuvo en cuenta el contexto de violencia que denunció la joven que padecía, y que le impidió pedir ayuda para proteger a Selene en esos días en que Lovera las mantenía secuestradas.

"Doy por acreditada la muerte de Selene y la causa de su muerte, no dando crédito que Victoria Aguirre haya sido objeto de violencia de género, habiendo desvirtuado las justificaciones que ambos manifestaron acerca de las lesiones que presentaba Selene. 

Queda por determinar quién de los dos la mató, y cuál fue el elemento utilizado aunque el perito habla de un caño", indicó.

Luego de escuchar el alegato de Salguero, la defensa de Rolando Lovera, representado por el abogado Martín Moreira, planteó que necesitaba tiempo para reformular su alegato, ya que hasta ese momento la acusación era por homicidio simple para él y agravado por el vínculo, para ella. 

El Tribunal Penal de Oberá, conformado por los camaristas Mónica García de González, Jorge Villalba y Graciela Heppner, aceptó pasar a un cuarto intermedio hasta el jueves 21 de diciembre, día en que se escucharán los alegatos de las defensas, y se espera que más tarde se anuncie la sentencia.

Sin perspectiva de género
La Fiscal Salguero no tiene idea de lo que significa la perspectiva de género. Si los Jueces resuelven con esa perspectiva, Victoria tendría que ser absuelta.

A pesar de la mirada de la funcionaria judicial, que desvalorizó el testimonio de la joven, e hizo caso omiso a lo expresado -en el primer juicio- entre llantos, acerca de su miedo a ese hombre violento que es Lovera. "Victoria pudo pedir auxilio el 27 de enero, dos días antes de la muerte de su hija, cuando fue al hospital a llevarla para que la vieran de una quemadura que tenía en la mano. Pero no lo hizo, estaba sola con la doctora, en un lugar cerrado, sin ventanas al exterior, y no dijo nada.

Una de las testigos, Cristina Schiefelbein dijo que la vio tranquila; que salió a hablar con su pareja cuando no quería dejar internada a la nena. Sin embargo ella sostuvo que tenía pánico porque Lovera la miraba por la ventana y le mostraba un cuchillo que tenía en la cintura".

Impávida en su ignorancia, aseguró que Victoria tuvo oportunidad con posterioridad al hecho "de contar que fue victima de violencia de género a las doctoras (Miriam) Ramonda cuando la observó, o Acosta que le hizo un informe médico; pero nunca le dijo nada a nadie. Esta Fiscalía le preguntó a Ramonda si Victoria le contó que era objeto de violencia de género, y la médica lo negó afirmando que "si me hubiera manifestado que padecía violencia de género hubiera tomado otros recaudos, pero no dijo nada acerca de ello". 

"Indudablemente ellos fueron los autores"

En el marco de su ignorancia, Salguero citó que Aguirre también tuvo oportunidad de dejar constancia de ese hecho cuando fue detenida.

"El doctor Centurión refiere que la joven le dijo que era una persona sana, que no tomaba medicamentos, que "no tenía nada para dejar constancia en el certificado", relató la Fiscal, poniendo el foco durante todo el tiempo que duró su alegato, en que Victoria Aguirre, distaba mucho "de ser una madre ejemplar. Para ella su hija era una cosa", subestimó.

Alegó que ninguno de los dos "se hace cargo del proceso ejecutivo típico de matar que requiere el homicidio. Lovera no delata a Victoria, y Victoria tampoco delata a Lovera. Ellos fueron las únicas personas que estuvieron esa noche, las únicas que esa mañana trasladaron a Selene hasta el remis; los únicos que estuvieron con ella hasta llegar al hospital. Indudablemente fueron ellos, y no fue ni un golpe de puño, ni una patada, ni un rodillazo. El médico forense fue muy claro: Selene murió de un contundente golpe en el cráneo", enfatizó.

Este domingo Victoria cumple 25 años
Victoria Aguirre y Lovera están presos desde la muerte de Selene, hace casi tres años, ella en el único Penal de Mujeres de la provincia, en las afueras de Posadas. Este domingo cumple 25 años, y esperaba estar en su casa con sus padres Graciela y Victor.

Si bien Victoria sigue tranquila y confiada, su mirada denota tristeza por las palabras que escuchó de la fiscal Salguero. "Es dolorosa la actitud de la fiscal con todo lo que dijo de mí como madre y como mujer. Estoy triste, pero tranquila. Esta vez se hizo algo diferente al otro juicio donde me sentí muy maltratada. Los defensores vieron las pruebas y estoy conforme porque se muestra que dije la verdad. Confío en Dios y sé que se va a resolver para bien y con la verdad".

Esta vez Victoria optó por no declarar, porque "lo creyeron pertinente mis abogados. Creo que todo va a salir bien, y que si Dios quiere voy a poder volver a mi casa. Confío en la Justicia y en el Tribunal, pero confío más en la justicia divina, Dios sabe como cuidé a mi hija y que dije la verdad", subrayó la joven.

"Una hipótesis insostenible e infundada para semejante agravante"
La abogada defensora de Victoria Aguirre, Roxana Rivas junto con Eduardo Paredes, explicó que aceptaron el pedido del defensor de Lovera, porque el agravante fue para los dos. Es una facultad que "tenemos para que se pueda preparar un mejor alegato apuntando al agravante concreto que en este caso es la alevosía. También nos tomaremos ese tiempo para preparar nuestro alegato", indicaron.

Rivas y Paredes se sorprendieron por la imputación de la Fiscal. "Es un relato infundado y prejuicioso. Estamos solicitando el falso testimonio de la testigo Juana Dino, la curandera, y de su hijo Ramón Romero, ya que se vieron claramente sus contradicciones. Uno de ellos dijo que no sabía leer ni escribir y no reconoció lo que había dicho en la instrucción, y con esos testigos igual la Fiscal pretende probar que Victoria es una mala madre. Elabora una hipótesis que es insostenible para este agravante. Asevera que Lovera y Aguirre se juntaron premeditadamente, aunque utiliza la palabra pre-ordenada; pero en términos técnicos es premeditación para planificar la muerte, y que la alevosía consiste en la indefensión de Selene y la falta de riesgo que corrían los imputados".

La defensora manifestó que a riesgo de ser "un poco grosera en esto, es como si tonto y re tonto se juntaron para asesinar a alguien, porque no hay un crimen peor premeditado que este. La premeditación no puede entenderse en esos términos. Si Victoria quería matar a su hija sin correr riesgos, no le hubiera dado más las pastillas anticonvulsivas que la llevaban a la muerte segura. ¿Para qué correr al hospital con Lovera, con quién según la fiscal planeó la muerte? Si se hubiesen juntado a planificar la muerte, como mínimo tendrían que haber pensado en alguna coartada o excusa conjuntamente".

Agrava su imputación y su carga probatoria

Según Salguero, el motivo por el que ellos planificaron la muerte es porque la nena les molestaba. "Varios testigos dijeron que los padres de Victoria querían tener a la nena ¿no era más fácil para Victoria entregarla a los abuelos? En el peor de los casos si la quería matar ¿no era más fácil dejarla morir? 

La Fiscal dice que esta mala madre se iba de noche, dormía con el novio y volvía a la mañana. O sea califica la conductas de ella revictimizándola aún más, y además eso no está probado y carece de sustento".

Para Rivas cuesta creer que con este tipo de imputaciones se condene a alguien. "Además, agrava su imputación y su carga probatoria, recordemos que quien debe acreditar la culpabilidad de uno y otro es la Fiscalía, porque en nuestro Estado de derecho prima el principio de inocencia".

Remarcó que "Salguero parte de suposiciones. En las filmaciones de la arenera donde trabajaba Lovera no se veía nada: pero para ella ahí se cometió el crimen. Introduce la existencia de una supuesta arma homicida como un caño y cuando se hizo un allanamiento, jamás observaron caños o elementos peligrosos. Todo es especulativo, y pretende condenar basándose en esos testimonios".

La Fiscal ignora como actúan las víctimas de violencia de género

La abogada agregó que ahora como defensores de Victoria prepararán aún más fuerte su alegato. Y explicarán lo que significa ser una víctima de violencia de género, porque "también escuchamos que para la fiscal, mientras una mujer tenga un teléfono cerca o pueda hablar con el vecino, nunca puede ser víctima de ningún tipo de violencia, porque tiene la posibilidad de pedir auxilio, limitando la violencia de género a la cuestión física, sin entender nada. Y eso es importante porque a la hora de evaluar los testimonios la perspectiva de género es fundamental".

La defensora recordó que un par de testigos declararon acreditando la situación de descuido hacia Selene. "Decían que Victoria no atendía a la nena, que la cuidaba su pareja. Y la fiscal  interpreta ese hecho como que ella era una mala madre. O sea tiene incorporada en su perspectiva que el cuidado de los niños es solo de la mamá. 

Desestima que en nuestra sociedad, en nuestro Estado de derecho y por ejemplo en la última reforma del Código Civil, se incorpora la igualdad de género en el tema de la crianza de los hijos. Para la Fiscal, Victoria era mala madre porque la niña lloraba y su pareja se ocupaba de cuidarla, un pensamiento machista. Así que ahora trabajaremos más y el 21 de diciembre presentaremos nuestro alegato", consignó la doctora Rivas.

Texto y Fotos: Patricia López Espínola

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas