SEGUINOS

POLICIALES

Jury fija nueva fecha para el 7 de abril

El Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios rechazó el pedido de casación planteado por el abogado defensor del juez Horacio Enrique Gallardo pero hizo lugar a la petición efectuada por José Mas de cambiar la fecha del 6 de abril como de inicio del debate, en razón que es una de las fechas de celebración de la Pascua Judía y dado que el letrado profesa la religión mosaica.

El Jurado de Enjuiciamiento se reunió este martes para resolver el pedido del abogado Mass y también un recurso de casación interpuesto por el juez Horacio Enrique Gallardo.


 


El Cuerpo, integrado por Rubén Uset, Humberto Schiavoni, Cristina Irene Leiva, Oscar Redczuk, José Garzón Maceda, Gustavo Staude y Carlos Bobadilla, decidió pasar para el próximo miércoles el inicio de las audiencias orales y también designar a dos defensores oficiales para que intervengan en el proceso ante la eventualidad que Mass deba retirarse para ir a dictar clases en la Universidad Católica de Santa Fe, donde es docente.


 


En un escrito, el defensor sostuvo que de acuerdo a la Ley 25471 son días no laborables para quienes profesan la religión Judía los días los días 29 y 30 de marzo y 5 y 6 de abril del corriente año, debido a la celebración de la Pascua Judía. Ante esta situación, pidió la postergación del inicio de las audiencias, situación que fue contemplada por el Jurado.


 


El abogado también le comunicó al Jurado los días y horarios en los que dicta clases, para evitar que las audiencias se superpongan, pero ese pedido fue rechazado.


 


Con respecto al recurso de casación presentado contra el rechazo de las recusaciones planteadas en su momento, el Jurado sostuvo que “sólo patentes violaciones a aspectos esenciales del derecho de defensa podrían tener acogida ante los estrados judiciales…”. Y agregó que “sella la suerte del recurso de casación interpuesto el hecho que mediante el mismo se ataca una decisión que resuelve rechazar recusaciones, que no posee el atributo de “definitividad” exigido para su procedencia, toda vez que no pone fin al pleito ni impide su continuación ni tampoco produce un agravio de imposible reparación ulterior”.


 


El juez Gallardo y su colega José Luis Rey deberán sentarse en el banquillo de los acusados a partir del próximo miércoles, cuando se inicien las audiencias orales que podrían derivar en sus respectivas cesantías en la Justicia por haber ordenado una serie de escuchas telefónicas a personas que nada tenían que ver con los delitos investigados.


 


 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas