SEGUINOS

POSADAS

La actividad política comienza en pleno verano y tiene a Misiones entre los protagonistas

La punta del ovillo se vio el sábado, en el superclásico Boca-River que se disputó en el estadio mundialista de Mar del Plata. Allí estuvo el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, su par de Misiones, Maurice Closs y el recientemente electo Martín Insaurralde. Y según dicen los que saben, las invitaciones formalizadas por el bonaerense no fueron al azar, había una intencionalidad política con una mirada en el presente extendida al 2015.

Al punto que los mandatarios aprovecharon la oportunidad para actualizar las respectivas percepciones de la realidad nacional y provincial. El misionero fue muy preciso en cuanto a las agendas pendientes para las provincias y concretamente para Misiones.
De su parte Scioli estaría armando una agenda con las provincias, con la mirada puesta en las presidenciales del 2015 y comenzaría a actuar desde Misiones.
En esta ocasión, también, Scioli y Closs no habría ahorrado elogios mutuos, en cuanto a la forma de gobernar y al proyecto político provincial que lleva adelante la Renovación. Tal como había ocurrido tiempo atrás con el presidente del Frente Renovador Carlos Rovira.
Todo hace presumir, en consecuencia, que el camino hacia las urnas del 2015 ha comenzado a desandarse a partir de reivindicaciones concretas de las Provincias. No es la primera vez que se habla de la necesidad de partir desde los Estados provinciales hacia la estructuración que será, finalmente, lo nacional.  
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas